Especial atención a los productos vinculados

¿Cuáles son los mejores préstamos personales de 2016?

¿Cuáles son los mejores préstamos personales de 2016?

En la recta final de 2015 y en lo que va de 2016 hemos podido presenciar un sinfín de cambios en materia de préstamos, sobre todo en préstamos hipotecarios. Los bajos tipos están marcando el ritmo, pero no solo en materia hipotecaria, sino también en préstamos personales, donde los tipos cerraron 2015 en un tipo medio ponderado del 7,56% según los datos del Banco de España.

Verse ante la necesidad de solicitar financiación y no saber qué camino coger es historia. Las nuevas tecnologías permiten conocer las distintas alternativas y ofertas que presenta el mercado, no estando limitados a la entidad con la que gestionamos nuestras finanzas personales. Aunque como bien dice Pau A. Monserrat, director editorial de iAhorro.com “no es tarea sencilla analizar los mejores préstamos y créditos de los bancos y establecimientos de crédito, ya que las condiciones que publicitan suelen ser las mejores posibles para el cliente más solvente y con más vinculación”.

Y como se trata de analizar y comparar para encontrar aquella opción que mejor se ajuste la necesidad de financiación y a las condiciones personales y capacidad de pago, aquí un resumen de los mejores préstamos personales en lo que va de 2016 que en iAhorro hemos hecho.

¿Cuáles son los mejores préstamos personales?

  • Préstamo Ahora de BMN. El Banco Mare Nostrum, nacido en 2010 tras aunar las redes comerciales de Cajamurcia, CajaGranada y Sa nostra, ofrece un préstamo personal de hasta 6.000 euros con un TAE desde 5,61% y desde 0% TIN. Este préstamo tiene una comisión por estudio y apertura del 2,90%. El plazo mínimo para su devolución es de 2 años mientras que el plazo máximo es de 3 –dada su cantidad máxima-.
  • Préstamo Ahora Tú de Liberbank. La opción de financiación que Liberbank propone se caracteriza por un 5,96% TAE y un TIN desde 4,95%, por un plazo de devolución de hasta 8 años y por no tener comisión de estudio, ni de apertura y tampoco de cancelación o amortización anticipada del préstamo. Liberbank es una de las entidades que condiciona su tipo de interés a tener domiciliada la nómina o los seguros sociales en caso de ser autónomos, además de tener contratado un seguro de vida y una tarjeta, y tener domiciliados dos recibos. Además permite reducir el tipo de interés si se contratan otros productos como Plan de Pensiones, PPA, PIAS, Seguro de coche o seguro de protección de pagos.
  • Préstamo Cetelem. Es posible acceder desde 3.000 hasta a 30.000 euros con un interés desde 7,18% TAE (6,95% TIN), un plazo mínimo de 3 meses y de máximo de 5 años. Se trata de un préstamo sin comisiones apuntan desde Cetelem. Aunque también advierten de que el TIN puede variar según el proyecto o la duración del préstamo entre otras cosas.
  • Préstamo Naranja de ING Direct. La entidad naranja pone sobre la mesa una opción de financiación con un importe mínimo de 6.000 euros y un importe máximo de 40.000 euros, sin comisión de apertura, ni por amortización parcial ni cancelación total anticipada y a un 7,18% TAE (6,95% TIN). Al conceder el préstamo, el dinero se ingresa en una Cuenta Naranja que la entidad abre para ello.
  • Préstamo Personal Online BBVA. Un préstamo con un TAE desde 8,44% hasta 13,43% (desde 7,5% TIN) si es solicitado de forma online y domiciliando la nómina o pensión en BBVA por importe superior a 1.000 euros si es un único titular y 1.500 si son dos o más –si no se domicilia nómina ni pensión, el TIN fijo es de 9,0%. Es posible solicitar hasta un máximo de 75.000 euros –un mínimo de 3.000 euros- y hay un plazo mínimo de dos años para devolver y de 10 años como máximo. Además desde BBVA indican que no tiene comisión por estudio, sí por apertura (2,30% sin importe mínimo).

Especial atención a los productos vinculados

No es nuevo que las entidades ofrezcan condiciones más favorables en sus productos de financiación a cambio de que se contraten otros productos con la entidad, y que incluso a veces suponen una condición para que las entidades concedan el préstamo. Es por esto que hay que prestar especial interés a este tipo de productos y sobre todo a su coste. Habrá que conocer si necesitamos ese producto vinculado y cuánto nos cuesta tenerlo. Analizar si compensa pagar menos por el préstamo pero pagar por ejemplo por un seguro o una tarjeta que en principio no necesitamos, “hay que verificar el coste de los seguros y sus coberturas, para no contratar una protección muy cara o que no necesitamos” afirma Monserrat.