Confirman el fin de las tarjetas SIM en los móviles y el primer dispositivo con eSIM

Confirman el fin de las tarjetas SIM en los móviles y el primer dispositivo con eSIM

La estandarización de la eSIM o SIM virtual se ha concretado para los dispositivos wearables, donde los relojes y pulseras inteligentes reúnen actualmente el grueso del mercado. Significa esto que, desde hoy, comenzarán a lanzarse nuevos productos con SIM integrada en el hardware, luego sin necesidad de introducir una SIM física para completar sus opciones de conectividad con el soporte para redes de telefonía móvil, aunque manteniendo de la misma manera el Bluetooth o WiFi, así como el A-GPS, que funcionan de forma independiente.

Sin tarjeta SIM física y compartiendo tarifa con el teléfono inteligente

Hasta ahora, los dispositivos en la categoría wearable con conectividad para redes de telefonía móvil -3G ó 4G- requerían un 'duplicado' de la tarjeta SIM física con la numeración aprovechada para el teléfono inteligente, o bien la contratación de un plan de datos independiente también con su correspondiente tarjeta SIM física. La llegada de la eSIM, sin embargo, permite cambiar entre planes de datos y operador sin insertar el chip físico, además de utilizar exactamente la misma tarifa contratada para el terminal móvil, pero sin el coste de mantenimiento de un duplicado de línea.

Samsung será el primer fabricante con un reloj inteligente sin tarjeta SIM física

En este marco de conclusión de los estándares para la SIM virtual, el fabricante surcoreano líder en tecnología de consumo, que como Telefónica, Orange o Vodafone han colaborado para sentar las bases de esta nueva tecnología, ya ha anunciado su primer reloj inteligente con eSIM. No es un nuevo modelo como tal, sino una nueva versión de su producto de mayor éxito entre los wearables, el Samsung Gear S2 Classic, que se adelanta a su competidor más fuerte con esta novedad: el Apple Watch.

Mejor batería para los wearables

La bandeja para tarjeta SIM, así como el 'molde plástico' de la misma se eliminan del interior del dispositivo dejando, únicamente, el chip dedicado a la conectividad con redes de telefonía móvil. De esta forma, eliminando uno de los elementos del interior, se consigue mayor espacio para su ocupación por parte de otros elementos de hardware, entre ellos la batería. Por lo tanto, la eSIM va a favorecer notablemente la posibilidad de ofrecer autonomías superiores en los dispositivos que más lo necesitan, como son los relojes inteligentes o pulseras deportivas.

Normas