Engel & Völkers prevé que los precios suban este año hasta un 5%

Madrid, tercer gran destino para comprar casas de lujo

Vivienda que comercializa Engel & Völkers en el madrileño distrito de Chamartín.
Vivienda que comercializa Engel & Völkers en el madrileño distrito de Chamartín.

Una de las empresas líderes en la comercialización de viviendas de alto standing, Engel & Völkers, presentó ayer en Madrid su informe referido a la capital y municipios de influencia y en él vaticina que como consecuencia de estas mejores perspectivas, los precios de estos inmuebles subirán este año entre un 4% y un 5%.

Estos incrementos serán, en opinión de esta empresa, la consecuencia lógica de un mercado como el madrileño que cada vez atrae a más inversores por su alto nivel de servicios, su tejido empresarial y las buenas cifras macroeconómicas. De hecho, Madrid se consolida como la tercera ciudad europea preferida para adquirir propiedades de lujo, solo por detrás de Berlín y Dublín.

Una de las novedades que marcará al mercado este año será el inicio de la promoción inmobiliaria “en barrios de Madrid donde empieza a escasear la oferta”, recordó ayer la directora general del Metropolitan Market Center (MMC) de Engel & Völkers en Madrid, Paloma Pérez Bravo. En este sentido, el citado informe pone de manifiesto que esta recuperación progresiva del sector aleja el riesgo de una nueva burbuja, y que será el regreso de la demanda nacional y el mayor vigor de la extranjera quienes tiren del segmento del lujo.

No obstante, y puesto que se trata de operaciones de gran cuantía (aunque no existe un consenso absoluto, los expertos hablan de viviendas de lujo a partir de 600.000-800.000 euros) Paloma Pérez Bravo reconoció que la incertidumbre política actual ha provocado “un ritmo de crecimiento más lento del previsto” en las transacciones.

Por ello, insistió en la importancia de que se despeje el panorama cuanto antes, después de que las ventas de vivienda disminuyeran un 3% en el último trimestre de 2015, y en la necesidad de contar con planteamientos claros. Se refirió así a las consecuencias que pueden acarrear las últimas decisiones adoptadas por el Ayuntamiento de Madrid relativas a la operación de Plaza de España o Chamartín, entre otras.

En cuanto a la nacionalidad de los compradores extranjeros, se observa un incremento por parte de españoles expatriados que viven en EE UU, principalmente; así como el interés creciente de suizos, ingleses, chinos o venezolanos, mientras que los rusos pierden posiciones por la depreciación de su moneda y el empeoramiento de la situación geopolítica y económica de su país. Otro de los factores que subraya el estudio de esta inmobiliaria es cómo se ha incrementado la solvencia de la demanda española y cómo hay un nicho cada vez más importante de inversores que han salido parcialmente de la Bolsa y se decantan por comprar inmuebles.

El 60% de las operaciones se llevan a cabo con hipoteca (en estos casos no tanto por necesidad, sino por cuestiones fiscales o financieras) y el 40% al contado. Por zonas, el estudio asegura que la subida de precios no será homogénea y, así, en el distrito Centro las casas se revalorizarán este año entre el 2% y 3%, apoyada por una demanda cada vez más cosmopolita.

El estudio también destaca cómo Justicia continúa un año más siendo uno de los barrios preferidos, concretamente la zona de las Salesas, el más caro de todo el distrito con precios que superan los 7.500 euros por metro cuadrado. Chamartín, con viviendas de hasta 10.000 euros por metro cuadrado, es también uno de los enclaves más prime de Madrid con El Viso como barrio emblemático. En Chamberí, las calles Zurbano y Almagro son las más destacadas, despertando el interés de inversores noruegos y finlandeses. El alquiler, con rentabilidades del 5%, será otro de los pilares del repunte del mercado.