Rebaja el diferencial con el euríbor de febrero en negativo

Santander se une al club de las hipotecas por debajo del 1%

Banco Santander vuelve a mover ficha. La entidad ha decidido seguir mejorando su oferta hipotecaria con otra rebaja de los intereses en su hipoteca a tipo variable. Y si hace un par de años fue el primer gran banco español en situar el diferencial que añade al euríbor por debajo del 2%, revolucionando así la renovada batalla por las hipotecas, esta vez perfora la barrera del 1% y lo recorta hasta el 0,99%, apretando aún más al mercado, en un momento además en que el euríbor a 12 meses se mueve en negativo (la media provisional del mes de febrero está en el -0,001%).

La nueva hipoteca de Santander, a un plazo de hasta 30 años, rebaja también el tipo fijo inicial hasta el 1,75%, pero lo amplía a los dos primeros años. A partir del tercer año se aplica el euríbor más el 0,99%, cumpliendo todas las condiciones. Es necesario domiciliar la nómina o prestación por desempleo de al menos 2.000 euros al mes, y domiciliar y pagar un mínimo de tres recibos. También hay que utilizar seis veces las tarjetas de crédito o débito en los tres meses anteriores a la revisión del tipo de interés, y contratar un seguro multiriesgo de hogar y vida. Tiene una comisión de apertura del 0,75%. La oferta está vigente hasta el 31 de marzo de 2016.

El banco que preside Ana Botín se suma así al club de las entidades con las hipotecas más baratas. En general, los diferenciales rondan actualmente el 1,25%-1,50%.

La entidad vasca Kutxabank fue una de las pioneras en fijar el diferencial de su hipoteca variable por debajo del 1%. Hace un año sorprendía al mercado colocando el diferencial en el 1%. Un año después, la Hipoteca Variable de Kutxabank (que aúna a las antiguas cajas Kutxa, Caja Vital y BBK) tiene un diferencial del 0,90% con un tipo fijo para el primer año de 1,40%. Para poder beneficiarse de uno de los diferenciales más bajos del mercado, la entidad exige una alta vinculación. Es necesaria la domiciliación de una o varias nóminas por importe igual o superior a 3.000 euros. Exige un consumo mínimo de 3.600 euros con tarjetas. Además, hay que hacer una aportación mínima anual de 2.000 euros a planes de pensiones y contratar seguros de vida y hogar.

También pide un alto grado de vinculación Liberbank. Su Hipoteca Ahora ofrece euríbor más el 0,99% a partir de los 19 meses, y hasta entonces aplica un tipo fijo del 1,95%. El cliente que quiera contratar el préstamo hipotecario de Liberbank y poder beneficiarse de este diferencial tiene que domiciliar la nómina o nóminas de los prestatarios por encima de 2.000 euros mensuales. Además, es necesaria la contratación en Liberbank o Banco de Castilla-La Mancha de un seguro de hogar, al menos una tarjeta de crédito por parte de todos los titulares del préstamo y la realización de compras por un importe superior a 1.500 euros por año, un seguro de vida vinculado al préstamo y un plan de pensiones, con un aportación anual mínima de 600 euros. La revisión del préstamo, que tiene un período de carencia de un año, es semestral.

Una de las hipotecas que menos vinculación requiere es la Hipoteca Naranja de ING Direct, con un diferencial del 0,99% sobre el euríbor y sin comisiones. El cliente únicamente debe abrir una cuenta nómina o sin nómina y contratar un seguro de hogar y vida. También es la que ofrece el periodo de amortización más largo, de hasta 40 años.

Por su parte, Bankoa dispone de una hipoteca a euríbor más el 0,95% con un tipo fijo del 2% durante el primer año. La comisión de apertura es del 1% y se requiere llevar la nómina y un seguro de hogar y vida, además de hacer uso de las tarjetas.

Banco Mediolanum comercializa por su parte la Hipoteca Freedom con un euríbor más el 0,99% pero solo en el caso de financiar hasta el 70% del valor de compraventa o tasación (el menor de ambos). En caso de que la financiación alcance hasta el 80%, el diferencial sube al 1,09%. Y Caja de Ingenieros pone sobre la mesa un diferencial del 0,95% con un 1,50% de interés fijo el primer año, pero solo para financiar hasta el 60% del valor de tasación o de compra de la vivienda.