También amplía capital en 2.700 millones

Arcelor vende el 35% de Gestamp por 875 millones

Vista de la planta de ArcelorMittal en Sestao (Vizcaya).
Vista de la planta de ArcelorMittal en Sestao (Vizcaya). EFE

Arcelor Mittal vende el 35% del capital que mantenía en la empresa Gestamp Automoción a la familia Riberas, accionista mayoritario de Gestamp, por un total de 875 millones de euros. ArcelorMittal recibirá un pago adicional de 10 millones de euros en concepto de dividendo con cargo a los beneficios de 2015, como le correspondía en su condición de accionista. 

Gestamp Automoción es una de las empresas de la corporación Gestamp, la más grande del grupo, que se dedica a la fabricación de componentes para las empresas del automóvil. En el comunicado a la CNMV en el que ArcelorMittal explicaba la operación, la acerera detallaba que "entró en una joint venture en 1998 con la familia Riberas para desarrollar, a través de Gestamp, el negocio de ensamblaje, estampado y soldado para la fabricación de piezas en la industria de la automoción".

Con los años, Arcelor asume que Gestamp ha crecido de tal modo que ya tiene peso específico en solitario y parece adecuado que salga del capital. La acerera mantendrá su "relación de proveedor" de materia primas para Gestamp "a través del 35% del capital que mantiene en Gonvarri", la empresa dedicada a servicios del acero que también pertenece a la corporación Gestamp. Asimismo, ArcelorMittal mantendrá "presencia en el consejo de Gestamp, participará en los desarrollos para la automoción y se mantendrá como su principal proveedor" de acero.

La operación ha sido comunicada al tiempo que ArcelorMittal ha anunciado su intención de ampliar capital por 3.000 millones de dólares y avanza un objetivo de reducir deuda en 4.000 millones de dólares. Por otro lado, ArcelorMittal vende el 38% de Gestamp Automoción por 875 millones de dólares (entorno a 1.000 millones de dólares). La compañía comunicará un plan estratégico a cinco años.

El líder mundial del sector del acero, ArcelorMittal, perdió 7.946 millones de dólares (7.100 millones de euros) en 2015, lo que supone multiplicar casi por ocho las pérdidas de 1.000 millones de dólares (893 millones de euros) que sufrió en 2014.

La compañía, en nota de prensa, atribuye estas pérdidas a los deterioros de su cartera, a resultados extraordinarios negativos y a la disminución de los precios internacionales del acero en 2015, un año que califican de “muy difícil”.

Las ventas de la acerera el pasado año alcanzaron los 63.578 millones de dólares (56.782 millones de euros), un 19,8 % menos que los 79.282 millones de dólares (70.807 millones de euros) de 2014.

El mercado ha reaccionado con caídas. Las acciones ceden más del 7%. "La ampliación de capital y la ventade Gestamp permitiría reducir la deuda a niveles inferiores a 10.700 millones de euros (12.000 millones de dólares), después de que las medidas anunciadas anteriormente por la compañía como el recorte del dividendo, la cancelación de planes de expansión y el cierre del plantas de producción hayan sido insuficientes para mejorar la situaciónde la compañía en un escenario de fuerte caída en los precios del acero", analizan los expertos de Bankinter.

La firma de análisis recuerda que, según nuestras estimaciones, "de no tomarse estas medidas, la deuda financiera neta del grupo superaría los 15.000 millones de euros (3,1 veces Ebitda y Patrimonio Neto/DFN en torno a 2,75 veces.). Malas noticias sobre el valor que refuerzan nuestra visión negativa sobre la compañía. A muy corto plazo seguiríamos fuera de la compañía".