Comparativa de los programas económicos

¿En qué se parecen PSOE, Podemos y Ciudadanos?

Sánchez está cerca de Iglesias en medidas sociales y laborales

El líder del PSOE comparte con Rivera la defensa de la estabilidad presupuestaria

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, de Podemos, Pablo Iglesias, y del PSOE, Pedro Sánchez.
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, de Podemos, Pablo Iglesias, y del PSOE, Pedro Sánchez. EFE

Los tres grandes protagonistas del proceso negociador que se abre ahora son PSOE, Ciudadanos y Podemos. ¿Qué programas electorales guardan más similitudes? ¿En qué puntos se vislumbra más difícil el acuerdo? En términos generales, los programas de PSOE y Podemos tienen más puntos en común en la medida en que ambos abogan por elevar el gasto público, fijar subvenciones directas a las rentas más bajas y establecer una reforma fiscal que eleve la aportación a las arcas públicas de las rentas y patrimonios más elevados. Sin embargo, el representante económico socialista, Jordi Sevilla, tiene mayor sintonía con su homólogo en Ciudadanos, Luis Garicano, que con los economistas de Podemos. Partiendo de que en una negociación, todas las partes deben ceder en mayor o menor medida, estas son las diferencias y similitudes de los programas económicos de PSOE, Podemos y Ciudadanos:

  • Rentas garantizadas

Sevilla (PSOE) y Garciano (PP) tienen sintonía y ambos defienden la reducción del déficit público

Los tres partidos incluyeron en sus programas electorales una suerte de paga o subvención directa a personas con rentas bajas. Sin embargo, el complemento salarial que propuso Ciudadanos se limita a trabajadores en activo. En cambio, el PSOE propone un “ingreso mínimo vital” que iría dirigido a personas sin ingresos y en riesgo de exclusión social. En función de la carga familiar, la ayuda también beneficiaría a trabajadores en activo con pocos recursos. Podemos, por su parte, aboga por fijar una renta garantizada para personas por debajo del umbral de la pobreza y una renta complementaria para asalariados con sueldos bajos.

  • Mercado laboral

En este ámbito, PSOE y Podemos comparten la idea de suprimir la reforma laboral aprobada por el PP. En cambio, Ciudadanos no rechaza los cambios introducidos por Mariano Rajoy y, de hecho, defiende ir un paso más allá y establecer una mayor flexibilidad. La formación de Albert Rivera se presentó a las elecciones con la bandera del contrato único con indemnización creciente, una propuesta que socialistas y Podemos rechazan. Tras confirmarse el encargo del Rey a Sánchez para gobernar, el líder socialista aseguró que negociaría un pacto que incluyera la aprobación de un nuevo estatuto del trabajador.

Ciudadanos propone bajar el IRPF y Podemos aboga por una drástica subida para rentas altas

  • Salario mínimo

PSOE y Podemos defienden un incremento del salario mínimo. De hecho, los socialistas incluyeron esta medida en la batería de iniciativas legislativas que registraron en el Congreso el primer día de actividad. El PSOE defendía en su programa elevar el salario mínimo hasta alcanzar el 60% del sueldo medio neto. Podemos propone también elevarlo progresivamente hasta alcanzar los 800 euros mensuales en 2018. Actualmente, el salario mínimo se sitúa 655,20 euros al mes en 14 pagas. Ciudadanos, en cambio, rechaza una medida en esta dirección y defiende que su complemento salarial es más efectivo porque eleva el poder adquisitivo de las rentas bajas sin incrementar los costes laborales para las empresas.

  • Estabilidad presupuestaria

PSOE y Podemos incluyen en sus programas que si llegan al Gobierno renegociarán el plazo para reducir el déficit público. Ciudadanos no incluyó tal medida en su programa, pero también anunció su intención de flexibilizar la senda de consolidación fiscal. En cualquier caso, PSOE y Ciudadanos se muestran más tajantes que Podemos a la hora de defender las virtudes de la estabilidad presupuestaria. Los coordinadores del programa del PSOE, Jordi Sevilla, y de Ciudadanos, Luis Garicano, coinciden en la necesidad de sanear las cuentas públicas. Podemos, es más ambiguo en este punto. Si bien aboga por reducir los números rojos, en su programa rechaza “sacralizar los objetivos de déficit público a corto plazo”. PSOE y Ciudadanos tienen mayor sintonía cuando se habla de estabilidad presupuestaria. De hecho, Sánchez insistió ayer en su compromiso de cumplir el objetivo de déficit.

  • IRPF y fiscalidad patrimonial

Podemos y Ciudadanos ofrecieron en su programa electoral un mayor detalle que el PSOE sobre sus propuestas de reforma del IRPF. Las diferencias entre la formación de Iglesias y de Rivera son abismales. Podemos propone aumentar el número de tramos a partir de 60.000 euros y fijar un tipo máximo del 55% para rentas superiores a 300.000 euros. En cambio, Ciudadanos es partidario de rebajar el número de tramos de cinco a cuatro y establecer el tipo mínimo en el 18,4% frente al 19% vigente. El máximo bajaría con la propuesta naranja del 45% actual al 43,5%.

En cambio, el PSOE no hizo ninguna mención a tipos del IRPF y se limitó a defender en su programa un “sistema tributario progresivo en el que aporte proporcionalmente más quien más riqueza tiene y no solo quien más renta gane”. Los socialistas abogaron por reformar la fiscalidad patrimonial, aunque sin entrar en detalles, y defendieron fijar un mínimo común en el impuesto sobre el patrimonio y el impuesto sobre sucesiones. Podemos también apostó por sacar mayor partido a ambos tributos y Ciudadanos se mostró partidario de fijar tipos reducidos en Sucesiones y mantener Patrimonio solo por cuestiones de control fiscal.

  • IVA

PSOE y Podemos defendieron rebajar el llamado IVA cultural (el que se aplica por ejemplo a las entradas de cine) del 21% al 10%. Ciudadanos aboga por reformar totalmente el impuesto de tal forma que los tres tipos actuales (4%, 10% y 21%) se simplifiquen en dos gravámenes del 7% y el 18%. Los productos culturales que actualmente tributan al 21% pasarían al 7%, aunque los libros que hoy aplican el 4% también subirían al 7%.

Cómo gestionar la situación en Cataluña

Gestionar la situación de Cataluña, donde la Generalitat mantiene la ruta independentista, es uno de los principales retos que deberá afrontar el futuro Gobierno. En este ámbito, Podemos se encuentra muy alejado de las posturas de PSOE y Ciudadanos.

PSOE: Los socialistas abogan por una reforma constitucional que reconozca las “singularidades” de comunidades como Cataluña y, la vez, garantice la unidad de España. El PSOE asegura que avanzar hacia un modelo federal mejoraría el encaje de Cataluña.

Podemos: La formación de Iglesias defiende que Cataluña no se separe de España, pero aboga por celebrar un referéndum de autodeterminación.

Ciudadanos: El partido liderado por Albert Rivera nació en Cataluña como oposición al nacionalismo. Ciudadanos rechaza cualquier tipo de pacto con Podemos por el hecho de que la formación morada defiende el “derecho a decidir”.