Cómo sobrevivir cuando se acaban los megas de tu tarifa móvil

Cómo sobrevivir cuando se acaban los megas de tu tarifa móvil

Asociada a una tarifa móvil se puede contratar una franquicia de datos, limitada, que nos permite navegar por Internet desde el dispositivo móvil a la máxima velocidad que preste el operador según la cobertura de red. La mayoría cuentan ya con 4G LTE, lo que supone un máximo de 150 Mbps en descarga y 50 Mbps en subida, como velocidad de transferencia teórica. Ahora bien, cuando se termina nuestra franquicia de datos, la velocidad mínima varía según el operador.

Navegaremos a un máximo de 16 kbps con operadores como Movistar, Vodafone y Orange, mientras que entre los principales operadores de telecomunicaciones en el panorama nacional, Yoigo se alza por encima de sus rivales prestando un máximo de 128 kbps una vez superada la franquicia contratada. Por lo tanto, según estas limitaciones debemos adaptar nuestro consumo, y el ancho de banda requerido por las aplicaciones, si queremos tener una 'experiencia de uso' mínimamente agradable.

Sobrevivir cuando hemos agotado los megas de nuestra tarifa móvil

Las aplicaciones que utilizamos normalmente, como WhatsApp, YouTube o Gmail, requieren más velocidad para un funcionamiento correcto. Más velocidad con respecto a los mínimos que marcábamos justo antes de esta continuación, claro. Y precisamente por eso, la alternativa que nos queda para 'sobrevivir' cuando se han acabado los megas de nuestra tarifa móvil, es recurrir a aplicaciones que requieren un menor ancho de banda.

Para mensajería instantánea, lo cierto es que WhatsApp nos vale, aunque limitándonos a mensajes de texto sin contenido multimedia, y también podemos recurrir a LINE Lite. Ahora bien, la cosa se complica algo más cuando queremos hacer uso de las redes sociales, aunque precisamente la de Mark Zuckerberg nos propone Facebook Lite, que está diseñada específicamente para su uso con una velocidad de descarga pobre.

Por otro lado, podemos seguir haciendo uso de Twitter gracias a Tinfoil, que se encarga de reducir el peso de todos los contenidos del Timeline de forma considerable, y sin duda es una ayuda a tener en cuenta cuando la velocidad de descarga es tan baja. Para la navegación por Internet, sin embargo, tenemos la solución Opera Mini, que con respecto a Google Chrome y sus similares nos puede ayudar ahorrando hasta un 90% del ancho de banda. Y por supuesto, conectar por WiFi siempre que nos sea posible.

Normas
Entra en El País para participar