El Supremo abre la puerta a demandas civiles de los inversores

¿Compró acciones de Bankia en la colocación? Cómo y cuándo reclamar tras el fallo del Supremo

Logotipo de Bankia
Logotipo de Bankia

El Tribunal Supremo ha desestimado los recursos interpuestos por Bankia contra dos sentencias que decretaron la nulidad de los contratos de compra de acciones emitidas por la entidad. Considera que hubo error en el consentimiento al existir desfase entre las cifras del folleto informativo y las reales. Aquívan algunas claves:

  • ¿Cuál es el origen el caso?

Los demandantes fueron dos matrimonios que invirtieron 9.997 euros y 20.868 euros en acciones, respectivamente. Las Audiencias Provinciales de Asturias y Valencia consideraron probado que la información reflejada en la oferta pública “resultó incorrecta e inveraz en aspectos relevantes” y dio apariencia de una solvencia que no se correspondía con la realidad. Bankia recurrió y ahora el Tribunal Supremo ha rechazado ese recurso.

¿Qué implica el fallo?

La sentencia del Tribunal Supremo obligará a Bankia a devolver el dinero de estos dos inversores en la oferta pública de acciones. Además, abre la vía a miles de nuevas reclamaciones por parte de otros accionistas que acudieron a la colocación de acciones.

¿Qué supone respecto a la causa que se sigue en la Audiencia Nacional?

Esta sentencia se enmarca en la vía civil y es independiente de la causa penal que se sigue en la Audiencia Nacional por posibles delitos de estafa que se habría cometido con la comercialización de preferentes de Bankia.

El Supremo, en su sentencia, se ha pronunciado acerca de la prejudicialidad, y rechaza que la causa penal pendiente ante la Audiencia Nacional pueda paralizar las reclamaciones individuales por la vía civil.

¿Cuál es el principal argumento?

El tribunal avala la decisión por la que las Audiencias Provinciales de Asturias y Valencia anulaban la compra de las acciones por parte los clientes, al estimar que el folleto informativo de la salida a bolsa, que tuvo lugar en julio de 2011, no reflejaba la situación económica real de la entidad.

De esta forma, el Supremo rechaza los argumentos de Bankia, y mantiene abiertas las causas en los distintos juzgados españoles a raíz de las demandas de los pequeños inversores

¿Qué implica para los inversores que compraron acciones?

Hay varios despachos que defienden a inversores particulares y profesionales que compraron acciones de Bankia en la OPV. Según declaraciones a Efe y Europa Press, la sentencia del Supremo es una oportunidad para que otros accionistas acudan a los tribunales.

Desde el despacho Cremades & Calvo-Sotelo , que se encarga de defender a la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEMEC), han señalado a Europa Press que aquellos inversores que conserven o hayan vendido sus títulos tienen ahora el “camino abierto” para recuperar su dinero, a lo que se sumarían los intereses generados por el transcurso del tiempo.

¿Dónde se reclama?

La sentencia del tribunal Supremo respalda la vía civil para aquellos inversores que compraron acciones en la OPV. Los despachos que siguen estas causas aconsejan presentar una demanda civil ante los juzgados de primera instancia. “Una demanda civil individual es la vía más eficaz, la más rápida y la mejor manera de recuperar el 100% de lo invertido más los intereses”, aseguran dede el Bufete Rosales.

¿Qué plazos se manejan?

El despacho Cremades considera que los clientes tienen al menos hasta mayo de 2016 para recurrir a los juzgados teniendo en cuenta la fecha en la que la entidad reformuló sus cuentas.

Desde elste despacho  se explica que en que las demandas para las reclamaciones pueden ejercitarse tres acciones, una principal y dos subsidiarias.

  • Acción principal: solicita la nulidad del contrato de adquisición de acciones por error-vicio en el consentimiento. El plazo son cuatro años a contar desde la firma del contrato (20 de julio de 2011, ya habría transcurrido el plazo) o bien desde que el accionista conoció el error, es decir, en mayo de 2016, que fue cuando Bankia reformuló sus cuentas.
  • Acciones subisidarias: una resolución del contrato por incumplimiento. El plazo son 15 años desde la fecha de compra de las acciones, es decir, hasta el año 2026. Además, solicitar indemnización por daños y perjuicios. Prescribe a los tres años de que se conoció que el folleto estaba falseado, es decir, en 2017.

¿Qué argumento juega a favor de los inversores particulares?

El presidente de la asociación de consumidores Adicae Manuel Pardos, ha animado a todos los afectados a que exijan “hasta el último céntimo”, porque aunque el fallo afecte a dos casos “puede extenderse a los miles de pequeños inversores” involucrados, informa Efe.

“El Supremo habla de graves inexactitudes en la única información accesible para los inversores”, sostienen los abogados del bufete Jausas Pablo Franquet y Jordi Ruiz de Villa, y defiende que se trata de un “engaño para todos” tanto para pequeños accionistas como para grandes fortunas.

¿Y para los inversores profesionales?

Franquet destaca a Efe que se abre un “nuevo escenario judicial” especialmente para los inversores profesionales, quienes permanecían a la espera de una decisión en firme. “El perfil del tipo de cliente pierde importancia y prima el hecho de que la información ofrecida por la entidad contenía graves inexactitudes”, han destacado, para enfatizar que los clientes con conocimientos financieros también recibieron una información engañosa y, por lo tanto, tienen derecho a ser recompensados en vía civil.

En este sentido, han destacado que inversores profesionales, como empresas, fondos de inversión o sicav, no acudían hasta ahora a los tribunales al encontrarse a la espera del pronunciamiento del Tribunal Supremo y del curso de la causa abierta en la Audiencia Nacional por el 'caso Bankia', un procedimiento que no paraliza la vía civil, según han concluido este miércoles los magistrados.