Investiga si las tasas y acuerdos se ajustan al coste del servicio y a la norma

Competencia requiere a la banca información sobre el cobro en cajeros

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada. EFEArchivo
El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada. EFE/Archivo EFE

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha sorprendido a los bancos con un requerimiento para que remitan información sobre los acuerdos y las comisiones que cobran a los clientes por el uso de los cajeros. Esta información es primordial para elaborar el primer informe sobre las tasas en cajeros y conocer si se ajustan a la competencia. El escrito será remitido a Economía.

Competencia se ha acogido a la disposición adicional segunda de la Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de servicios de pago, para solicitar por sorpresa a todas las entidades financieras una serie de informaciones relevantes para conocer de primera mano que acuerdos han alcanzados cada banco sobre las comisiones que se aplican a los clientes por el uso de los cajeros ajenos, y para averiguar si las tasas que aplican están justificadas con el coste del servicio.

Según esta normativa, Competencia podrá solicitar cuanta información estime pertinente para el cumplimiento de su mandato.

Los extranjeros sin penalización

La comisión que aplica la banca a un cliente cuando saca efectivo de un cajero que no es su entidad solo se aplica a los españoles. La banca no puede repercutir esta comisión al resto de los europeos. La normativa europea, como Visa Europa no permiten esta tasa, razón por la que si un europeo saca dinero de un banco español, sea cual sea, la operación solo lleva la tasa de intercambio, es decir, entre 0,65 a 0,75 euros, y su banco podrá cobrar o no por el uso de la tarjeta en otro terminal, como ocurría hasta octubre en España. El sector sigue negociando para poder aplicar la nueva comisión al resto de los europeos.

De momento, las principales entidades financieras, como CaixaBank, BBVA y Santander cobran 2 euros, 1,85 y 1,80 euros, respectivamente por el uso de sus cajeros a los no clientes –la comisión se la cobran al banco emisor de la tarjeta, pero este en general se la transfiere a los clientes–. Estas comisiones fueron consideradas en septiembre por Economía, cuando comenzó a generalizarse estas tasas –aunque luego se suspendieron hasta finales del pasado ejercicio–, como “abusivas”. Pese a ello, los bancos han decidido aplicarlas.

El departamento que encabeza Luis de Guindos, de hecho, explicó antes de aprobarse el real decreto de 2 de octubre que regula las comisiones en cajeros, que 0,75 euros por operación era una tasa suficiente que cubría los costes de sacar dinero de los cajeros ajenos tanto para el dueño de los terminales, como para el emisor de la tarjeta. La CNMC también recomendó entonces a los bancos ajustar la comisión por sacar efectivo en los cajeros ajenos a los costes reales.

El organismo que preside José María Marín Quemada ha remitido una carta el pasado lunes en la que solicita a las diferentes entidades financieras información sobre los ingresos obtenidos por comisiones por las operaciones de retirada de efectivo desde enero 2014 hasta diciembre 2015, distinguiendo clientes y no clientes, redes y entidades.

A ello, hay que añadir información sobre el sistema de comisiones vigente en el momento actual, el vigente hasta diciembre de 2015, o la copia de acuerdos con otras entidades para fijar la tasa de retirada de efectivo en cajeros. Pero estos no son los únicos requerimientos. Competencia también reclama información para el caso de no existir acuerdos, conocer el mecanismo de comunicación a entidades emisoras de la tarjeta de las comisiones fijadas.

La evolución de las retiradas de efectivo por no clientes en cajeros propios y por clientes en cajeros ajenos desde enero 2014 hasta diciembre 2015, por entidad; la repercusión total o parcial a clientes de la tasa de intercambio; el mecanismo de comunicación a clientes de comisiones que se les cargarán por retirada de efectivo; los pagos realizados a otras entidades por tasa interbancaria en el mismo intervalo temporal distinguiendo redes (Servired, 4B o Euro 6000) y entidades, forman parte de las peticiones de la CNMC.

También quiere recabar información sobre las diferencias de repercusión a clientes de entidades con y sin acuerdo, incluyendo datos sobre costes asociados a la prestación del servicio de retirada de efectivo. Los bancos deben remitir esta lista de informaciones antes del próximo día 2 de febrero. Con estos datos, Competencia tiene previsto elaborar el primer informe sectorial sobre el efecto de las comisiones en cajeros tras su regulación.

El informe será remitido a Economía el primer semestre de este año antes de la conclusión final de este escrito. Competencia atenderá especialmente que hay relación entre las comisiones y los costes de prestar el servicio, de forma que no se creen barreras excesivas a competidores sin red de cajeros.

“Para garantizar el cumplimiento de la normativa de competencia, la comisión que fije el titular del cajero a la entidad adquirente debería tener en cuenta los costes de prestación del servicio (orientación a costes), de manera que el precio cobrado por el servicio no exceda el coste de su prestación, tal como ha exigido la autoridad de competencia en diferentes resoluciones”, advirtió el supervisor el 15 de octubre en un comunicado.