Cierra la planta de Agoncillo (La Rioja)

Altadis recortará un 46% de su plantilla

Cadena de producción de la planta de La Rioja de Altadis que echará el cierre el 30 de junio.
Cadena de producción de la planta de La Rioja de Altadis que echará el cierre el 30 de junio.

Altadis ha anunciado este martes un plan de reestructuración de la plantilla que contempla el despido de los 471 trabajadores de la planta de Agoncillo (La Rioja). A estas salida se sumarán otras en el departamento de finanzas y ventas, aunque todavía se desconoce la cantidad de gente que se verá afectada.

La compañía, propiedad de la multinacional Imperial Tobacco y a su vez heredera de la antigua Tabacalera, ha explicado en una nota que persigue con este plan "evitar la pérdida de eficiencia y competitividad de la compañía ante la compleja situación del tabaco en España". En concreto, la empresa explica que la venta de cigarrillos ha caído un 45% en los últimos cinco años.

Esto se ha visto influenciado, según la empresa, por la presión regulatoria sobre el tabaco y el "considerable" aumento del comercio ilícito, que se estima en un 10,6% del total de las ventas legales.

Del total de la plantilla afectada, la empresa intentará que 180 de ellos se acojan a prejubilaciones. Para los demás, "la compañía propondrá la mejor situación posible incluída la baja incentivada con una indemnización superior a la legalmente establecida", según figura en el comunicado. La empresa ya se ha remitido a los trabajadores para informarles de este plan. La firma abordará también la recolocación de personal excedente de la fábrica.

Altadis prevé el cese definitivo de la planta el próximo 30 de junio. La fábrica ha perdido el 42,4% de producción en los últimos cinco años y en la actualidad se está utilizando menos de la mitad de su capacidad. Con esta, la compañía habrá cerrado en los últimos 16 años 12 fábricas de tabaco en España que han supuesto el despido de 6.000 trabajadores.

UGT ha afirmado, a través de un comunicado, que la decisión de cerrar la fábrica de Altadis en La Rioja se ha tomado “con ocultación y engaños” hacia los representantes sindicales -a los que ayer mismo se les emplazó a una reunión para esta mañana en Madrid “sin anticipar ni un detalle“- y “la propia administración riojana, evitando informar sobre esta medida que, al parecer, debía de estar ya aprobada hace meses y que se ha evitado hacer pública hasta el último momento”. El sindicato ha anunciado movilizaciones contra esta decisión.

En el caso del área de finanzas y ventas, la caída de volúmenes de ventas y la puesta en marcha deun nuevo modelo operativo implicaría la salida de parte del personal. Sin embargo, este extremo será concretado durante los próximos meses. En este caso, la compañía prevé abordarlo solo con prejubilaciones.