Editorial

Las operaciones del nuevo Madrid

El urbanismo es un conjunto de disciplinas que, bien aplicadas, mejoran la vida de los ciudadanos, aseguran la sostenibilidad de las ciudades e impulsan la economía. La planificación de las intervenciones mediante la cualificación de la geografía urbana es, cuando se aplica con inteligencia, motor de desarrollo y, a la postre, de felicidad. Son razones suficientes para que, más allá de ideologías políticas, su empleo se circunscriba al ámbito del sentido común para mejorar el futuro. La capital de España se debate hoy entre diversas tesituras sobre avanzar, modificar o frenar grandes proyectos urbanísticos. El plan de la operación Chamartín, elaborado y finiquitado con el visto bueno de los técnicos del Ayuntamiento con el anterior equipo, está en revisión para hacerlo “viable” y en fases. La operación Campamento, en gran parte sobre terrenos de Defensa, se debate en un choque entre el grupo chino Wanda y la corporación, como ocurre con la remodelación del Edificio España. La operación Calderón, en la que indirectamente también está Wanda, está paralizada cautelarmente por los tribunales a causa de diferencias en la edificabilidad. El proyecto Canalejas, de OHL, está bajo la lupa del nuevo Ayuntamiento. Son cinco casos que, resueltos con acierto, ayudarán a la modernización urbana de un Madrid que urge un impulso de renovación.