Acuerdo con Mediapro por valor de 2.400 millones de euros

Telefónica emitirá Champions y Liga los próximos tres años

Telefónica emitirá Champions y Liga los próximos tres años

Paz en el mundo del fútbol entre Telefónica y Mediapro. En un hecho relevante remitido ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la operadora que preside César Alierta señaló que su filial Distribuidora de Televisión Digital (DTS) y Mediapro han alcanzado un acuerdo para la difusión del canal de televisión de pago temático BeIN Sports LaLiga, con los partidos de Primera y Segunda División y Copa del Rey correspondientes a las temporadas 2016/17, 2017/18 y 2018/19.

Asimismo, Telefónica indicó que DTS y Mediapro han alcanzado un acuerdo para la difusión del canal de televisión de pago temático denominado BeIN Sports que contiene, entre otros, partidos de las competiciones UEFA Champions League y UEFA Europa League correspondientes a las temporadas 2015/16 (desde el 12 de enero de 2016), 2016/17 y 2017/18.

Según Telefónica, el precio total de los acuerdos relativos a los mencionados canales asciende a 2.400 millones de euros.

La operadora recordó que DTS resultó adjudicataria a principios de diciembre del lote número 5 para la emisión en televisión de pago de un partido en directo de Primera División y un partido en directo de Segunda División, en exclusiva y en primera selección, en la licitación efectuada por la Liga Nacional de Fútbol Profesional para las tres temporadas 2016/17, 2017/18 y 2018/19.

Telefónica señaló también que, con este acuerdo, Movistar+ va a cumplir "su compromiso de ofrecer a toda su base de clientes una oferta integral con todos los mejores contenidos deportivos". En este sentido, la operadora ha realizado una fuerte apuesta en estos contenidos, al adquirir derechos de emisión en modalidades como el baloncesto con la liga ACB, el tenis con Roland Garros, el ciclismo, el mundial de Fórmula 1 y el motociclismo, con el campeonato mundial.

Posteriormente, Telefónica deberá ofrecer estos contenidos a sus rivales en el segmento de las telecomunicaciones a través de las ofertas mayoristas establecidas por las autoridades reguladoras.

Los acuerdos ponen fin a una disputa entre ambas compañías, que se agravó el pasado verano. En este sentido, desde Telefónica se criticaron los precios exigidos por Mediapro para acceder a los partidos de la Champions.

Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, señaló en un encuentro con los medios de comunicación en Santander a principios de septiembre que su compañía no iba a tener ni prisas ni iba a fijarse plazos en la negociación. “No estamos dispuestos a pagar cualquier precio”, afirmó el directivo, recordando que la operadora estaba registrando una buena evolución comercial durante el verano.

La falta de acuerdo suponía una penalización para Mediapro, puesto que BeIN Sports no podía acceder a Movistar+, la principal plataforma de televisión de pago en España con cerca de 2,5 millones de usuarios a la conclusión del tercer trimestre. Mediapro sí alcanzó acuerdos con grupos como Vodafone, Orange y la asturiana Telecable, que comenzaron una agresiva estrategia comercial para tratar de arrebatar clientes de televisión de pago a Telefónica gracias a sus ofertas de fútbol televisado con la Champions.

Asimismo, Mediapro empezó a comercializar directamente BeIN Sports a través de la plataforma de internet Total Channel, pero tuvo distintos problemas de emisión, especialmente en las primeras jornadas de la Champions, generando críticas por parte de diferentes asociaciones de internautas y consumidores.

En cualquier caso, el escenario parece haber cambiado, alejándose con el acuerdo el fantasma de una guerra todavía más cruenta en el fútbol televisado en España.

Acuerdos previos

En la subasta realizada por la Liga de Fútbol Profesional a principios de diciembre, Telefónica se adjudicó por un importe de 750 millones de euros para las próximas tres temporadas los derechos de explotación de un partido de Primera y Segunda División en exclusiva en primer elección, una selección clave para quedarse con los partidos, bien del Real Madrid, bien del Barcelona. Mediapro, a su vez, se quedó, por un importe de 1.900 millones de euros, con los derechos de ocho partidos de Primera División en exclusiva junto con la Copa del Rey.