Crece un 8,8% las empresas que optan por esta alternativa

La mejora del comercio apuntala a la franquicia

Entrada a un supermercado Carrefour Express.
Entrada a un supermercado Carrefour Express.

El comercio se animó en 2015 por la mejora del consumo en los hogares tras años de recorte en el gasto de las familias. Esta tendencia ha impulsado al mundo de las franquicias, que vivió su mejor año desde 2011. Se trata de un método para la expansión cada vez más elegido por las empresas y según datos de la consultora Tormo Franquicias, 1.114 enseñas cuentan con locales de este tipo, un 8,8% más que en 2014.

El estudio apunta a un crecimiento de las franquicias en distintas magnitudes durante el año que acaba de terminar. Además de crecer el número de enseñas, se cerró con un 2,9% más de establecimientos, hasta los 56.698, que operan con este régimen de propiedad. Con ello, también ha aumentado la facturación un 2%, hasta los 18.667 millones y el empleo, un 1,8%, quedando en torno a 342.000 trabajadores.

Las empresas confían en esta herramienta y, por ello, crece en establecimientos en todos los tipos de negocio. Sin embargo, aunque mejora respecto a los dos últimos años, y sobre todo frente a 2012, el peor de todos con caída de hasta un 21% en número de locales o del 7% en facturación; los datos quedan todavía por debajo de los niveles precrisis. Pese a ello, la consultora considera que hay una “consolidación de un crecimiento al alza muy por encima de los indicadores de nuestra economía.

El ejercicio 2015 ha supuesto acabar con años de pérdidas de unidades o crecimientos moderados. Tormo Franquicias destaca que lo relevante del crecimiento en número de empresas que se han lanzado a abrir franquicias es la aparición de nuevos negocios y sectores. Los autores del estudio defienden que 2016 se prevé “altamente positivo”.

La consultora concluye que para el próximo año seguirán creándose sectores de “rápido crecimiento”, en consonancia con las nuevas tendencias y demandas del consumidor. Sobre el último año, destaca la irrupción de modelos de negocio online que han dado el salto a la franquicia, así como formatos de autoservicio o low cost.

Otro de los datos positivos que se extraen del estudio es el crecimiento de las inversiones. Durante el año pasado se invirtieron 6.854 millones de euros, un 2,5% más que en 2014. Aunque todavía se está en niveles inferiores a 2011, supone asentar el crecimiento que se vive desde que en 2012 tocaran fondo. La tendencia analizada por la consultora concluye que en 2016 habrá “un crecimiento más sostenido en todos los sectores”.

El supermercado, en cabeza

Por sectores, el supermercado es el formato que aglutina más franquicias. En concreto, 54 cadenas sumaban 9.053 establecimientos, el 16% del total. Pero su liderazgo llega en términos de facturación, con el 33% del total de las franquicias (6.144 millones), y de inversión, con 2.144 millones que suponen el 31%. La consultora considera que es “uno de los sectores más potentes” pese a que ha frenado el impulso de anteriores ejercicios. Tormo Franquicias entiende que “continuarán desarrollándose los actuales operadores mientras que parece previsible que haya una incorporación acelerada de nuevos modelos de negocio especializados como ocurre en panaderías, fruterías o productos ecológicos

Por detrás de las franquicias de alimentación quedan la restauración, cuyas franquicias facturaron 3.805 millones en 2015, a la que siguen los servicios, con ingresos de 3.648 millones. El retail, figura en cuarto lugar con 3.633 millones, pese a ser la que mayor número de aperturas aglutina (1.355) y también nuevas marcas (60). En quinto lugar queda y la moda, con ingresos de 1.437 millones. La consultora destaca que buena parte del crecimiento en este último segmento viene marcado por el aumento de espacio que han tenido en poco tiempo las marcas de productos de bajo precio.

Por la dimensión de las cadenas, la consultora concluye que el 36% de las redes cuentan con menos de 10 establecimientos por encontrarse en una fase inicial. Otro 25% está entre 10 y 25 locales y un 17% entre los 25 y 49 establecimientos. Por último, solo el 22% cuenta con más de medio centenar.

Madrid es la comunidad que tiene más cadenas con franquicias (314), seguida de Cataluña (247), la Comunidad Valenciana (140) y Andalucía (117). Por número de establecimientos, Cataluña (11.551) supera a Madrid (11.545) y Andalucía (7.705) a la Comunidad Valenciana (6.126).

El pasado año dejó una caída del peso de las franquicias extranjeras en España. Actualmente hay 118 cadenas que, aunque es una más que en 2014, supone perder casi un punto su importancia, al pasar del 11,4% del total al 10,6% actual. Una tendencia que también se produce en el número de locales pasando del 17,7% del total hace un año al 16,9% actual.