Las compañías han anunciado una subida de precios

Mucho cuidado en la renovación del seguro del coche

Varios factores impulsan a las aseguradoras a plantearse encarecer las primas este año.

Algunas compañías han ajustado tanto sus márgenes que pierden dinero con este negocio

autopista

Enero es el mes en el que más renovaciones de seguros de coches se producen. En los últimos años este momento era un trámite casi dulce, porque las aseguradoras estaban enfangadas en una guerra de precios y era fácil conseguir descuentos. Esta vez, en cambio, conviene prestar mucha atención al recibir la carta en la que la compañía aseguradora informa al cliente de cuánto deberá pagar, porque la previsión del sector asegurador es que, por primera vez en cinco ejercicios, las primas serán más caras.

La subida no será muy fuerte. Tampoco afectará por igual a todos los colectivos de conductores. Pero las compañías tienen claro que la fuerte competencia en precios –que ha sido una constante de esta industria desde 2008– ha quedado atrás, y consideran que hay factores que empujarán a esta industria a encarecer las primas.

Uno de los condicionantes más claros para que el sector suba sus precios es el nuevo baremo de indemnizaciones a las víctimas de accidentes de tráfico. Esta normativa, que ha entrado en vigor el 1 de enero, obliga a las compañías incrementar las compensaciones que pagan a las víctimas de los siniestros por carretera. De acuerdo con cálculos del sector, las aseguradoras deberán incrementar cerca de un 14% las provisiones que destinan para cubrir las futuras indemnizaciones, lo que supondrá un importante impacto sobre los márgenes del sector.

Algunas cifras

20%

Es el importe de reducción de la prima media de seguros de auto entre 2008 y 2015.

14%

Es el aumento en las indemnizaciones que paga el seguro a las víctimas de accidentes.

2.800

millones de euros es el montante que paga el sector al año en indemnizaciones de tráfico.

Además, los márgenes de negocio que tiene la industria en el seguro de automoción (su negocio más importante), son ya bastante exiguos y hasta preocupantes. La métrica que utilizan las compañías para valorar cómo está funcionando cada uno de sus ramos es el ratio combinado. Este cociente compara el dinero ingresado al vender pólizas, con los gastos de explotación y las indemnizaciones abonadas por los accidentes. Si el ratio está por debajo del 100%, todo va bien (un cociente del 85% quiere decir que por cada 100 euros que la compañía factura en pólizas, destina a gastos solo 85 euros, con lo que quedarían 15 euros de margen). Si el ratio combinado supera el 100% es una mala señal.

De acuerdo con los últimos datos sectoriales, el ratio combinado en el ramo de automóviles superó a lo largo de 2015 la barrera del 100%, lo que implica que el sector está gastando en seguros de autos más de lo que ingresa.

El presidente de Mapfre (la mayor aseguradora de España), Antonio Huertas, ya ha avisado sobre este asunto. “El mercado tendrá que actuar, tendrá que reaccionar, y empezar a subir las tarifas”.

Otro factor que aumenta la presión sobre las compañías para empezar a subir los precios es el incremento de la siniestralidad. Durante 2015 se ha constatado un claro aumento del uso del coche (gracias a la tibia recuperación económica y al abaratamiento de la gasolina).

De acuerdo con los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), el año pasado se ha constatado un aumento de 5,5 millones de viajes de largo recorrido por carretera. Ese aumento se eleva hasta el 2,5% en los viajes de fin de semana. A este mayor uso de los vehículos de motor se suma el hecho de que el parque de automóviles sigue envejeciéndose, lo que provoca mayor siniestralidad.

Cambio de tendencia

Uno de los primeros síntomas de las subidas de precios en las primas de automoción se ha producido con los primeros incrementos en los ingresos de este ramo, después de caídas constantes desde 2008. “Tal y como preveíamos, en 2015 se está confirmando el cambio de tendencia en el seguro de autos después de siete años de caídas”, explican desde una gran aseguradora. “Los ingresos del ramo se han visto impulsados en el primer semestre por la recuperación económica y el incremento de las ventas de vehículos nuevos”.

En la última publicación del Índice de Precios del Seguro (IPS), elaborada por el comparador online Rastreador y Deloitte, se apreció ligeros ascenso en las primas de seguros de automóviles, algo que no sucedía desde hace años.