Las matriculaciones se colocan en niveles de antes de la crisis

Citroën logra colocar el C4 como coche más vendido de 2015

Vehículos estacionados en un puerto
Vehículos estacionados en un puerto

El Citroën C4 ha sido el coche favorito de los españoles durante este 2015. El modelo ha vendido 34.705 unidades frente a las 33.268 de su inmediato competidor, el Seat León, que sí ha conseguido colocarse el primero del podio en el mes de diciembre, con 3.283 unidades, según datos publicados por las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam)..

Sin embargo, ni Citroën ni Seat son las marcas favoritas de los españoles en el cómputo general del año. Por mucho que sus modelos sean exitosos, el fabricante favorito en España vuelve a ser Volkswagen, que pese a la crisis atravesada en el último trimestre por el escándalo de las emisiones de NoX, ha colocado en el mercado 88.300 unidades. En el último mes del año, ha sido Peugeot el más elegido en el mercado, con 7.599 matriculaciones.

El mercado español de vehículos está de enhorabuena con los datos del cómputo general del año. Por fin, puede decir que ha atravesado la crisis. Las matriculaciones del conjunto del 2015 han superado el millón de unidades. En concreto, se quedan en 1.034.232 vehículos, un 20,9% más que lo vendido en el año anterior. Se coloca así en ventas similares a las alcanzadas en 2008, antes de que el mercado se desplomara cerca de un 50%.

“Después de seis largos años, el mercado del automóvil ha conseguido sobrepasar la barrera del millón de unidades, registrando además el mayor crecimiento entre los principales mercados europeos”, señalaron las asociaciones del sector, Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios) y Ganvam (vendedores) en el comunicado en el que han hecho públicos los datos de cierre del mercado.

Para estas corporaciones, las causas de este “excelente resultado” son “la mejora del clima económico y, en especial, el consumo impulsado por la confianza del consumidor, una mayor financiación, un descenso progresivo de la tasa de desempleo, el Plan PIVE 8 y el esfuerzo comercial constante y permanente de concesionarios y marcas, con un final de año muy intenso”, dijeron.
En el último mes del año, el mercado automovilístico español alcanzó un volumen comercial de 88.609 unidades, lo que supone un crecimiento del 20,7% respecto del último mes del año pasado.

Estimaciones de crecimiento

El objetivo es que este crecimiento no se pare aquí, si bien las estimaciones de las asociaciones son muy prudentes si se tiene en cuenta el crecimiento de este año pasado. El director de comunicación de Anfac, David Barrientos, afirmó que “de cara al año que ahora comienza, las previsiones de Anfac apuntan a un volumen superior a 1,1 millón de unidades, siempre que se mantenga la estabilidad económica de nuestro país y siga aumentando la confianza de los consumidores”. Esta cifra representaría un incremento del mercado del 6% respecto de este año.

En la misma línea se manifestó el presidente de la patronal de concesionarios Faconauto, Jaume Roura, que apuntó que “la prórroga del PIVE 8 hasta el 31 de julio permitirá, según nuestras previsiones, matricular 1.080.000 unidades en 2016”.

Para el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “el ejercicio 2015 ha sido sin duda el año de la recuperación. Esta recuperación ha pivotado sobre los planes de incentivos que no sólo han recuperado el consumo sino también los números negros en las cuentas de resultados de las redes de distribución. Confiamos en que la incertidumbre política no afecte a la recuperación económica y a la confianza. Con la decisión del Gobierno de extender hasta mediados de este año la aplicación del PIVE 8, esperamos que en 2016 se consolide ya esta recuperación para alcanzar en 2017 el volumen natural de 1,2 millones de coches vendidos que nos correspondería por población y renta per cápita”.

La edad media de los vehículos crece

Pese a que los sucesivos planes PIVE aprobados tenían como motivación final la sustitución de los vehículos antiguos por otros más eficientes, lo cierto es que la edad media del parque automovilístico español sigue creciendo.

En 2015, los vehículos que circulan por las carreteras españolas tienen unos 11,6 años de media, más que los 11,4 años registrados en 2014. Y el crecimiento del mercado no va a aminorar este efecto, señalan desde las asociaciones, puesto que se necesitaría matricular 1,3 millones de vehículos al año para que se empezara de verdad a reducir la edad de los vehículos. Al fin y al cabo, los coches comprados en el boom de ventas de 2006 y 2007 (cuando se matriculaban 1,5 millones de automóviles al año) no tienen aún 10 años y no se han sustituido.

El director de comunicación de Anfac, David Barrientos, recordó en la nota de matriculaciones que “sigue siendo imprescindible acometer una mayor apuesta por el rejuvenecimiento del parque automovilístico español”. “Una combinación de planes de rejuvenecimiento más una coyuntura económica estable y de crecimiento más una reforma fiscal será la combinación que nos pueda llevar a una modernización del parque español”, señaló

Para Jaume Roura, presidente de Faconauto, “el PIVE ha tenido este año un protagonismo fundamental en estos buenos resultados, al haber propiciado el 17% de las matriculaciones en el canal de particulares. El PIVE sigue cumpliendo los objetivos para los que fue creado y su continuidad en el tiempo se antoja esencial si se quiere seguir renovando un parque automovilístico que, en 2020, contará con el 60% de los coches por encima de los 10 años de antigüedad”.