X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Breakingviews »

DowDuPont y su test a las fusiones

Dow Chemical y DuPont están poniendo a prueba los límites de las fusiones y adquisiciones ambiciosas. La unión de los titanes químicos de Estados Unidos se compone realmente de cuatro acuerdos en uno. La creación de valor estimada suena optimista y la estructura es peligrosa. Al menos sus razones tienen sentido.

Durante casi una década, el consejero delegado de Dow, Andrew Liveris, ha perseguido a DuPont. Los inversores activistas que entraron en ambas empresas más recientemente resultaron ser el catalizador que hacía falta. La salida de la consejera delegada de DuPont, Ellen Kullman, en octubre probablemente ayudó.

Ambas empresas combinarán sus operaciones antes de desguazarse. Harán falta al menos tres años para que se complete el proceso, suponiendo que la fusión inicial logre las bendiciones de accionistas y autoridades. Dow y DuPont hablan de 3.000 millones de dólares (2.730 millones de euros)_en ahorros de costes anuales.

La cifra de los titulares es demasiado elevada. Los inversores tienen que descontar el tiempo que hará falta para alcanzar esos ahorros. Eso por sí solo reduce el valor un 20%. Luego están los costes de de la operación, que se estiman en alrededor de 4.000 millones de dólares.

Cualquier problema posterior con la separación podría reducir la suma aún más. Los accionistas de Dow y DuPont deben tener cerca de la mitad de la recién bautizada DowDuPont, con Liveris como presidente y el jefe de DuPont, Ed Breen, como consejero delegado. El consejo de administración se dividirá en partes iguales con ocho directores de cada empresa. Tales fusiones entre iguales son propensas a choques culturales y luchas de poder que pueden destruir valor.

Con el tiempo será más fácil para los inversores valorar las nuevas empresas químicas, agrícolas y de materiales en que se dividan. Estas también deberían beneficiarse de una mayor atención y de la oportunidad de consolidarse en sus respectivos sectores. Pero queda mucho para eso. La hipótesis parece buena pero DowDuPont es aún un experimento peligroso.

Archivado en:

Outbrain