Tras la petición de preconcurso

Vencimientos de deuda de 3.500 millones en tres años

Vencimientos de deuda de 3.500 millones en tres años

Desplome sin precendentes en la deuda de Abengoa. La ruptura del acuerdo con Gonvarri para entrar en el capital ha desatado el pánico entre los inversores de deuda, y los bonos con vencimiento en marzo de 2016, una emisión de 500 millones de euros, han perdido un 70% de su valor en poco más de una hora, según los datos de Bloomberg. 

ABENGOA 0,02 56,31%
ABENGOA B 0,01 63,16%

Así, han pasado de cotizar al 63% de su valor nominal a un 18,8%. Esto significa que un inversor puede comprar por 18,8 euros un bono que obliga a Abengoa a devolver 100 euros en marzo. En otras palabras, el mercado tiene poca fe en que Abengoa evite el concurso o, al menos, una muy significativa quita de la deuda.

Los CDS no cotizan hoy, pero también descuentan una elevada probabilidad de impago. La semana pasada estaban a 3.600 puntos. Esto implica que por asegurar del impago un millón de euros de deuda de Abengoa el mercado exigía (antes ya de preconcurso) 360.000 euros.

Según la CNMV, el grupo consolidado de Abengoa tiene un pasivo de 25.000 millones de euros. De esta cantidad, unos 9.000 millones son deuda bancaria y emisiones de bonos y, según los datos de la agencia Boomberg, los vencimientos resultan especialmente exigentes a partir del año que viene. En 2016 vencen 500 millones del bono antes citado más 422 de deuda bancaria.

Los vencimientos de deuda van en aumento año tras año, hasta tocar techo en 2020, con 1.900 millones en vencimientos: 800 de bonos y 875 de créditos, más otros 218 de un préstamo renovable.

  • Deuda con y sin recurso

Abengoa, en una reciente presentación a la CNMV, cifraba la deuda neta en una cantidad menor, 6.283 millones de euros, al descontar el efectivo y equivalentes en manos del grupo. De esta cantidad, unos 5.200 millones es deuda imputada a la sociedad dominante (Abengoa SA) y 1.000 millones corresponde a deuda ligada a proyectos, llamada deuda sin recurso. Esto significa que la firma no responde por esta deuda más que con los activos ligados al proyecto industrial correspondiente.

Además, Abengoa ha incluido una categoría intermedia, deuda con recurso en proceso, que cifra en unos 2.000 millones. Esta deuda es asumida por la sociedad dominante pero se destinará a proyectos concretos en cuanto estos estén en marcha. Esta reclasificación fue presentada por Abengoa en noviembre de 2014, ante la inquietud de los mercados por los ratios de deuda asumida por la sociedad principal. 

Normas
Entra en El País para participar