¿Por qué deberías esperar?
Aún no es momento para comprar un coche eléctrico

Aún no es momento para comprar un coche eléctrico

Si queremos comprar un coche eléctrico, el rango entre 20.000 y 70.000 euros cubre prácticamente todos los modelos, con un Mitsubishi i-MiEV en la parte más económica del catálogo y el Tesla Model S coronando la propulsión del futuro. Entre los coches eléctricos, por el momento, no hay coches baratos de 5.000 euros, por ejemplo, a pesar de que llenar un eléctrico sí que nos va a salir mucho más económico.

Aún no es momento para comprar un coche eléctrico

Los coches eléctricos ya se benefician de algunas ayudas, como la recarga gratuita en grandes superficies o determinados privilegios en el aparcamiento en grandes ciudades. Ahora bien, todavía no está recibiendo todo el apoyo que se espera, y próximamente veremos cómo tener un coche eléctrico es aún más beneficioso para el conductor.

Concretamente, hay varios puntos que deberíamos contemplar para recapacitar y esperar, al menos algunos meses, para comprar un coche eléctrico. Y estos puntos son los que desarrollamos en este artículo, uno por uno.

El sector del automóvil está a punto de transformarse

Aún no es momento para comprar un coche eléctrico

Hay quien se ha adelantado a este cambio forzoso del sector, que no llega sino como consecuencia directa del escándalo Volkswagen. Ahora bien, después de haberse descubierto que Volkswagen truca motorespara encajar con la normativa contra la contaminación, es cuando los consumidores han sido realmente conscientes de que los diésel son sucios.

Así es como el sector del automóvil está a punto de transformarse.

Un catálogo reducido, caro y sin ayudas del Estado

El Plan PIVE 8 se ha prorrogado hasta el próximo mes de julio, y mientras tanto el Gobierno ya está trazando Movea, su nuevo plan de ayudas para los coches eléctricos. El montante para incentivar la compra de coches eléctricos nuevos será de 17 millones para el próximo año, notablemente superior a las ayudas que han recibido los vehículos diésel y gasolina menos contaminantes. Por lo tanto, durante el próximo año veremos cómo los precios de coches eléctricos bajan, y en gran medida gracias a estas subvenciones que podrían superar los 2.000 euros por coche nuevo. Además, también veremos cómo llegan nuevos modelos de diferentes fabricantes.

Aún tienen que crecer los puntos de recarga en todo el país

Actualmente tenemos más de 2.000 puntos de recarga para coches eléctricos distribuidos por España. Algunos de ellos son de carga lenta, regular o rápida, y muchos de ellos son totalmente gratuitos para el conductor. No obstante, se espera que también se incentive el desarrollo de esta infraestructura de estaciones de carga, lo que próximamente será una garantía de encontrar dónde 'llenar el depósito'.

En Electromaps, por ejemplo, podemos consultar dónde están exactamente los puntos de carga. Y como se aprecia en su mapa, encontramos algunas estaciones en aeropuertos, centros comerciales y hoteles. Lo interesante, no obstante, es que una gran cantidad de ellos son puntos de recarga lenta, lo que obliga aún a pasar horas con el vehículo enchufado para una carga completa.

Aún no es momento para comprar un coche eléctrico

La autonomía de los coches eléctricos tiene que mejorar aún

Tenemos modelos que ofrecen hasta 500 kilómetros de autonomía, pero esta cifra es aún exclusiva del Tesla Model S y cuesta 70.000 euros. Sin embargo, los modelos más accesibles apenas alcanzan los 200 ó 250 kilómetros de autonomía, lo que todavía no permite viajar con la seguridad de un modelo de combustión interna. Y ya sabemos que firmas como BMW, Audi o Mercedes-Benz trabajan en el desarrollo de baterías más potentes, como ya se ha hecho con el Nissan Leaf 30 kWh o el BMW i3.

Todavía le quedan vida a los motores diésel y gasolina

Es evidente que los modelos diésel y gasolina se mantendrán durante años conviviendo en el mismo catálogo con los coches eléctricos. Es más, veremos cómo el cambio en favor de la energía alternativa no se produce sino a través de un paso intermedio, los coches híbridos. Estos, mucho más económicos, nos ofrecen el beneficio de unos consumos más ajustados y una autonomía notablemente superior.

Por lo tanto, debemos tener en cuenta que durante los próximos meses los coches diésel y gasolina bajarán también su precio para compensar la ausencia del Plan PIVE 8 y el nuevo Movea. No obstante, la opción más interesante parece que serán entonces los coches híbridos, sobre todo por la autonomía que van a prestar en relación a los beneficios de la propulsión eléctrica.

Normas
Entra en El País para participar