Hoy empiezan a cotizar los derechos de suscripción preferente

Dividendo de Teléfonica: acciones o vender los derechos en el mercado

Dividendo de Teléfonica: acciones o vender los derechos en el mercado

En la recta final del año muchas cotizadas españolas aprovechan para premiar la fidelidad del accionista. Después de los dividendos de Inditex y Santander, entregados a comienzos de noviembre, uno de los más esperados es el de Telefónica. La operadora se encuentra en pleno proceso de retribución y en esta ocasión la estrategia empleada ha sido la del scrip dividend. La empresa que preside César Alierta sigue el ejemplo de otras cotizadas y a la hora de remunerar al accionista combina el efectivo con el dividendo elección. Con cargo a las cuentas de 2015, la teleco reparte un dividendo de 0,75 euros por acción que fracciona en dos pagos. El primero por importe de 0,4 euros que entregó el pasado mes de mayo en metálico y los 0,35 euros por acción actuales por medio de una ampliación de capital liberada que permite a la cotizada retribuir al inversor a la vez que la empresa limita la salida del dinero.

Como en todo scrip dividend el accionista tendrá que elegir entre tres opciones (recibir los nuevos títulos, vender los derechos en el mercado o solicitar la compra de los títulos a la compañía), en función de cuales sean sus objetivos.

TELEFÓNICA DERECHOS 0,20 -1,79%

TELEFÓNICA 3,84 2,62%

Todos los que quieran incrementar su peso en la teleco deberán optar por la recepción de las nuevas acciones. En este caso el inversor tan solo tendrá que esperar pues se trata de la opción aplicada por defecto por las compañía que recurre al dividendo elección. Según la información remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la ecuación establecida para recibir una acción de nuevo cuño es de 34 por uno. Es decir, serán necesario 34 derechos de suscripción preferente para un título nuevo. El número máximo de acciones que la compañía podría llegar a emitir en caso de que todos los accionistas optar por recibir los nuevo títulos es de 143 millones.

Si lo que interesa al accionista es el dinero en efectivo, este dispone de dos alternativas: la venta de los derechos en el mercado o a la compañía. Para sacar el máximo provecho, el accionista deberá estar pendiente del calendario así como de la evolución de la cotizada y los derechos en el mercado.

Los derechos de suscripción preferente han empezado a cotizar hoy en el mercado y en su primer día se han anotado una caída del 2,26% hasta los 0,346 euros frente a los 0,354 iniciales. Si durante el periodo fijado Telefónica sus acciones continúan cayendo, y con ellas los derechos, lo más adecuado sería solicitar la compra de los títulos a la empresa. Esto equivale a la recepción del dividendo en efectivo y para disfrutar de esta opción el accionista tiene de plazo hasta el 26 de noviembre y el 7 de diciembre recibirán el importe (0,345 euros, precio fijado por la empresa en la información enviada al regulador).

Pero si las acciones retoman el vuelo y consiguen sobreponerse a la volatilidad que impera en el mercado, la opción más rentable es vender los derechos en el mercado. El periodo de negociación de los títulos concluye el próximo 2 de diciembre.

Además del comportamiento de los títulos en Bolsa, el accionista tiene que valorar las retenciones fiscales. Con la entrada en vigor de la reforma fiscal a comienzos de año, se puso fin a la exención que existía sobre los primeros 1.500 euros cobrados en concepto de dividendo y que se grava ya al 20%. Si los derechos se venden en el mercado, el pago fiscal se aplaza hasta el momento de la venta de las acciones. No hay retención en el momento de la venta. El efecto que tiene la desinversión es el de rebajar el precio de compra. Por último, el que reciba las nuevas acciones también estará exento de tributación hasta que se desprendan de ellas.

Una vez acometida la ampliación, las acciones nuevas comenzarán a cotizar el 16 de diciembre según la estimación de Telefónica. 

'Otros scrip dividens'

Ferrovial es la otra compañía que se encuentra en proceso de retribución al accionista y también ha recurrido a la vía del scrip dividend. Ayer concluyó el plazo de negociación de sus títulos y entre el 3 noviembre y el 17 se anotaron una caída del 2,7% por lo que la opción más rentable pasaba por la venta de los derechos a la compañía. 

Normas
Entra en El País para participar