Según Inverco tienen una rentabilidad anual del 4,8%

¿Cómo es el plan de pensiones perfecto?

¿Cómo es el plan de pensiones perfecto?

No existe –al menos uno que sea perfecto y sirva para todo el mundo que quiera ahorrar con las vistas puestas en el futuro-. Cada persona es un mundo y sus circunstancias, éstas entran en juego de forma determinante ya que en función de ellas será mejor establecer un tipo de plan u otro, o bien modificarlo conforme las circunstancias vayan cambiando.

Los planes de pensiones son una opción para complementar la pensión que se recibirá –que cubrirá en torno al 80% del sueldo-. Según el Informe 2014 de Seguros y Fondos de Pensiones elaborado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, durante el 2014 hubo un aumento de las aportaciones a los planes de pensiones –del -0,46% al 11,75%-, lo que supone una apuesta más fuerte de los que contaban ya con esta opción de ahorro.

Hasta desde el Banco de España señalan la importancia de fomentar este tipo de productos de cara a una mejor jubilación. El propio Gobernador del Banco de España, Luis M. Linde, en la presentación del Informe Anual advirtió que es “necesario y urgente fomentar mecanismos de seguro y ahorro que ayuden a complementar el sistema público de reparto”. Este informe habla de la importancia también de que se incluyan incentivos fiscales en este tipo de mecanismos.

Una buena planificación financiera es fundamental

La planificación financiera de cara a la jubilación es muy importante ya que de ella dependerá la posibilidad de cubrir necesidades e imprevistos económicos futuros.

Entran en juego tres factores que se convertirán en determinantes. El primero de ellos es el horizonte temporal que hay hasta que se alcance la jubilación y que hay que tener en cuenta para establecer un plan o incluso pensar un poco más allá de esta fecha. Otro factor es el nivel de ingresos y gastos, ya que de ellos dependerá la capacidad de ahorro tanto para realizar aportaciones al plan como para cualquier otro objetivo que la persona tenga. Por último, el nivel de vida que se espera tener o mantener una vez que ha llegado la jubilación, de este nivel de vida también dependerá cuántos ahorros serán necesarios reunir.

¿En qué me baso para elegir el mejor plan?

Ese será el mejor plan, aquel que responda a nuestras expectativas partiendo de nuestras circunstancias y de una buena planificación financiera.

  • Edad y riesgo. Dos hechos que no necesariamente tienen que ir de la mano pero que a menudo están relacionados. Es posible pensar que cuanto más joven se es, menor aversión al riesgo se tiene, pensamiento motivado quizá porque existe un mayor margen temporal para una recuperación ante unas posibles pérdidas. Además, conforme avance el tiempo, se puede amoldar el plan de pensiones a una posición más conservadora.
  • Rentabilidad. Qué decir tiene que lo ideal es que un plan de pensiones sea capaz de proporcionar la mejor y más alta rentabilidad. Conviene averiguar cuál ha sido la rentabilidad pasada del plan aunque se parte de la máxima que dice que las rentabilidades pasadas no garantizan las rentabilidades futuras. Tal y como enuncia la Guía de Planes de Pensiones de iAhorro, “unas rentabilidades consistentes, en diferentes situaciones de mercado sí pueden ayudar a decantarse por un plan de pensiones o gestoras determinadas ya que nos dan una buena información acerca de sus decisiones de inversión”.
  • Entidad solvente. La elección de la entidad a través de la cual contratar un plan de pensiones es algo fundamental, tal y como enuncia la EFPA (Asociación Europea de Asesores Financieros), “es importante analizar la calidad de la gestora por la que nos interesemos, sobre todo si sus planes ocupan buenas posiciones en el ranking de rentabilidad a largo plazo y solvencia”.
  • Comisiones. Habrá que poner atención a que las comisiones de gestión y de depósito que apliquen sean adecuadas. Recordemos que en octubre de 2014 entró en vigor una rebaja de las comisiones máximas que podrían aplicarse a los planes de pensiones –comisión de gestión máxima del 1,5% anual y comisión máxima de depósito del 0,25%-.

Los planes de pensiones son una opción que en largo plazo y según los últimos datos de Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones) tienen una rentabilidad media anual del 4,8%. A pesar de ello, la mayoría de los españoles no somos conscientes de la necesidad de algún tipo de producto para la jubilación –como puede ser un plan de pensiones-, y es que según el Estudio de Preparación para la Jubilación que ha elaborado Aegon, “solo 1 de cada 5 trabajadores –es decir el 20%-afirma disponer de un plan de pensiones por escrito”.

En cualquier caso, la mejor de las opciones para encontrar un buen plan de pensiones pasa por estar bien asesorado, acudir a expertos que puedan resolver el galimatías de las condiciones y letra pequeña de cualquier contrato es fundamental y no solo dejarse guiar por regalos o una publicidad atrayente.

Normas