Ayudar y nutrir de información en momentos confusos

Cómo las redes sociales minimizan el terror en París

Gracias a Twitter muchos parisinos pudieron encontrar refugio tras el tiroteo

Varias instituciones usaron las redes para comunicarse con los ciudadanos

Cómo las redes sociales minimizan el terror en París

Desde el viernes, cualquier persona que se conecte a su cuenta de la red social Facebook verá como muchos de sus contactos tienen en su foto de perfil un filtro con tonos azules, blancos y rojos, los colores de la bandera francesa. Y es que la conocida plataforma ha habilitado una herramienta para que todos sus usuarios modifiquen su foto, si lo desean, como muestra de solidaridad hacia las víctimas de los atentados de París, que dejaron un balance de 129 víctimas mortales y centenares de heridos.

Sin embargo, la reacción de Facebook y de otras redes sociales, como Twitter, comenzó mucho antes, a los pocos minutos de que el terror se desatara por las calles de la capital francesa. Fue trascendental. “Da una muestra del papel que desempeñan las redes sociales en la sociedad y la importancia que han adquirido”, explica Rodrigo Miranda, director general del Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI). “Las redes tuvieron dos funciones principales: ayudar y suministrar la información que la gente reclamaba para saber qué estaba sucediendo”, apunta.

El Ayuntamiento parisino, por ejemplo, usó su cuenta en Twitter desde el primer momento para informar a los ciudadanos de lo que estaba pasando en la ciudad: “tiroteos en París. Os invitamos a seguir las instrucciones de las autoridades”, escribía el consistorio a las 23 horas.

Minutos más tarde, el mismo perfil recomendaba a los ciudadanos no salir de sus casas y evitar cualquier aglomeración de gente, al mismo tiempo que avisaba del cierre temporal de la red de metro, así como del corte del tráfico en las calles del centro.

En este contexto de confusión, de miedo y de caos, muchos ciudadanos se vieron en la calle sin forma de regresar a sus viviendas. Las redes sociales volvieron a convertirse en la solución para muchos de ellos. Rápidamente, vecinos de los distritos parisinos atacados por los terroristas, inundaron Twitter con el hashtag #porteouverte (#puertasabiertas). Con esta etiqueta, los usuarios ofrecían sus casas a los parisinos que se habían quedado encerrados en el centro de la ciudad, sin forma de volver a sus domicilios. Tal fue la magnitud de seguimiento, que este enlace desató más de 480.000 tuits en toda la noche, convirtiéndose en la segunda etiqueta más utilizada en Francia, tras #fusillade (#tiroteo).

Por su parte, Facebook, también puso su grano de arena para ayudar tras la tragedia. A la mañana siguiente, todos los franceses y residentes en el país tenían en su cuenta la opción de activar un servicio de alerta con el que avisar a sus contactos, de que habían salido ilesos del atentado. Dicha herramienta fue habilitada por Facebook en 2014 con la intención de facilitar a los usuarios que informasen a sus allegados tras un desastre natural. “Los internautas podían marcar la opción ‘estoy bien’ para avisar a sus amigos y familiares”, explica el director general del ISDI. La herramienta fue empleada por primera vez tras el terremoto que sacudió Chile el pasado mes de septiembre, “y es la primera vez que se ha utilizado tras un ataque terrorista”, añade.

  • Aspectos a mejorar

Pese al indudable soporte de asistencia en el que se convirtieron las redes sociales, Rodrigo Miranda recuerda la necesidad de saber utilizarlas en cada momento, ya que a veces su uso puede ser contraproducente. “La policía francesa pidió a los usuarios, que relataban en las redes lo que estaba sucediendo fuera de la discoteca Bataclan atacada [con cerca de 90 fallecidos], que no dijesen nada, ya que esa información era muy valiosa para los terroristas”, apunta Miranda. Por su parte, usuarios de varios países reprocharon a la red social Facebook que no habilitase una herramienta para teñir la foto de perfil con la bandera de Líbano, ya que ese mismo fin de semana, Beirut sufrió un atentado de Daesh que dejó un balance de 43 personas fallecidas. Un ejemplo de la importancia de estas redes sociales.

Normas