Las copias de seguridad son clave para ello
Así gestiona el espacio infinito y el de tu terminal Google Fotos

Así gestiona el espacio infinito y el de tu terminal Google Fotos

Uno de los elementos más llamativos que ofrece Google Fotos, aparte de permitir la edición de las imágenes que se tienen, es que el espacio que se ofrece para guardar las fotografías en la nube es infinito. Eso sí, el tamaño y calidad de las tomas tiene que estar dentro de unos parámetros establecidos ya que de otra forma no se disfruta de esta posibilidad.

Lo bueno es que esta opción está activada por defecto, lo que hace que los usuarios no tengan que preocuparse de nada ya que la propia aplicación realiza los ajustes necesarios para que el espacio infinito sea una realidad. Lo cierto es que la oferta de este servicio puede parecer sorprendente, y para ello Google ha trabajado en crear un enjambre de servidores con espacio libre para que almacenar la cantidad de información necesaria sea una realidad y no se tengan problemas.

Para poder tratar la cantidad de espacio necesario se recurre al uso de diferentes algoritmos de compresión que son capaces de reducir lo que ocupa una imagen a casi un 25% de su tamaño normal sin que se pierda calidad alguna. De esta forma, el crecimiento que se necesita para almacenar los datos -que es constante- es bastante controlado y permite que la compañía de Mountain View pueda generar nuevos espacios de almacenaje. Por cierto, con el uso de trabajos de réplica y espejo también se consigue reducir el “peso” de la información guardada, por lo que todos los avances técnicos están implementados. Eso sí, da miedo pensar lo complejo y largo que resulta hacer copias de seguridad… ¿verdad?

Opciones para los terminales

Desde Google han pensado con buen criterio que la capacidad de almacenamiento de los dispositivos móviles es finita, en especial los que no permiten el uso de tarjetas de memoria (como sus propios Nexus). Por ello, ha incluido en Google Fotos una opción que permite de forma automática eliminar las imágenes que ya tienen copia de seguridad en la nube. Así, se demuestra que los de Mountain View apuestan de forma decida por esta forma de guardar información.

Enjambre de servidores de datos

Eso sí, para establecer esta, lo que se hace en los Ajustes, Google Fotos pregunta dos veces si se desea activar el servicio que se ejecuta sin necesidad de intervención del usuario, ya que hablamos de un borrado de la imagen. El caso, es que de esta forma se libera espacio para otros usos, lo que siempre es positivo. Por cierto, en breve llegará una nueva actualización del desarrollo que permitirá descargar imágenes en la nube con una calidad menor a la original para que, de esta forma, se consuman menos datos.

Normas