Los 22 niños que cantarán en el sorteo ya han sido seleccionados

Las voces de la lotería de Navidad ya calientan motores

Los niños de la Residencia Internado de San Ildefonso llevan tres semanas de ensayos de que se prolongarán hasta el 22 de diciembre, cuando actuarán en el sorteo de Navidad.

Uno de los niños de San Ildefonso que cantan en el sorteo extraordinario de Navidad.
Uno de los niños de San Ildefonso que cantan en el sorteo extraordinario de Navidad.

Un total de 60 niños y niñas de entre 6 y 14 años viven este año en la Residencia Internado de San Ildefonso, en Madrid, aunque solo 22 de ellos han sido elegidos para actuar en el sorteo de la lotería de Navidad 2015. Según adelantaba a Europa Press, el director del centro, Esperato Fernández, los seleccionados llevan ya tres semanas de ensayos para preparar sus voces de cara al gran día, el 22 de diciembre, en el que todos aquellos que tengan un décimo en su poder estarán pendientes de estos pequeños.

A pesar de que para su corta edad se enfrentan a una importante responsabilidad, los encargados de prepararles para el sorteo se esfuerzan por transmitir a los cantores la mayor tranquilidad posible. Para ello, intentan concienciarles de que aunque se produzca un pequeño error, este no tendrá grandes consecuencias (lo máximo que puede ocurrir es que se caiga una bola o equivocarse en un número y ese error nunca puede llegar a tener incidencia en el ciudadano, tal y como señalaba Fernández a Europa Press). También para tranquilizar a los niños y no descentrarles de su día a día, el equipo educativo ha decidido que este año no concederán entrevistas antes del gran momento.

Un buen tono de voz, similar al de sus compañeros, y una buena dicción a la hora de leer los números son las características más importantes en las que se fijan los responsables del centro para elegir a los niños cantores, que primero se seleccionan individualmente y luego se colocan por parejas para su actuación. Así, aunque todos los alumnos del centro pueden presentarse voluntarios para la actividad, los más pequeños (de entre seis y ocho años) suelen descartarse al tener todavía dificultades para recitar las cifras.

Los seleccionados (9 niñas y 13 niños) ensayan de lunes a jueves, dedicando entre 15 y 20 minutos a cantar las populares tablas, las mismas a las que se enfrentarán el próximo 22 de diciembre. Probablemente algunos de ellos se pondrán menos nerviosos ya que, como suele ser habitual, son varios los que repiten tras participaciones en ediciones anteriores.

  • La residencia

Hace ya años que el Colegio de San Ildefonso, uno de los más antiguos de la capital, dejó de funcionar como un orfanato. En la actualidad sirve de apoyo a familias cuyas circunstancias económicas, laborales y sociales requieran una ayuda puntual en la crianza de sus hijos, representando un medio de colaboración, que no de sustitución, de las familias madrileñas con necesidades especiales.

Aunque se desconoce el origen por el que los niños de este colegio comenzaron a cantar los números y premios de la lotería de Navidad, sus voces se han convertido en uno de los grandes símbolos del sorteo más tradicional.

Normas