Iniciativa de la protectora de animales El Refugio

Primer intento de adivinar el Gordo

Si el pulpo Paul vaticinaba el resultado de los partidos del Mundial de Fútbol de 2010, un perro intentará repetir su hazaña con el número del primer premio de la lotería navideña

Los voluntarios de la protectora de animales con el galgo Eneas.
Los voluntarios de la protectora de animales con el galgo Eneas.

Son muchas las supersticiones y costumbres que rodean al sorteo extraordinario del 22 de diciembre, y una de las muchas que se ha convertido ya en tradición son los adivinos que intentan acertar de antemano qué número será el agraciado con el premio Gordo de 400.000 euros para cada décimo. Este año el primero en hacer su intento –adelantándose así los magos y mentalistas ya habituales (y a personalidades populares como el dueño de la administración de la Bruixa d’Or, Xavier Gabriel)– ha sido un galgo llamado Eneas.

Abandonado y rescatado por la protectora El Refugio, este animal eligió entre todos los cuencos de comida que le ofrecieron los voluntarios de la organización (cada uno con un posible número debajo) el correspondiente al 81.703, que se ha convertido en el elegido por la asociación para sus participaciones de lotería de este año.

Y es que el objetivo de esta campaña de El Refugio no es solo adivinar el número del Gordo, sino principalmente dar a conocer su lotería solidaria, que se puede adquirir al precio de cinco euros tanto a través de su página web como en los establecimientos que colaboran con la protectora (cuyas direcciones también se encuentran en su portal). “Así que los amantes de los animales ya sabéis qué número podéis comprar para tentar a la suerte y mejorar la vida de miles de animales abandonados”, anima la organización.

De esta forma, Eneas se ha convertido en el primero en intentar adivinar el número que se llevará el Gordo (eso sí, con una buena causa detrás), pero seguro que no será el último en probar este año. Lo cierto es que la estadística es clara y nos dice que todos los números tienen las mismas posibilidades de ser agraciados con el primer premio, en concreto, cada décimo cuenta con una entre 100.000.

Normas