La Autoridad Fiscal prevé que incumplan la regla de gasto

Madrid, Barcelona y Valencia gastarán más de lo permitido

La Autoridad Fiscal sugiere que las autonomías precisan más recursos y, los ayuntamientos, menos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE

 La Administración local cumplirá de forma holgada el objetivo impuesto por Hacienda de cerrar el año 2016 en equilibrio presupuestario. Es una de las conclusiones del informe presentado ayer por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) sobre los Presupuestos municipales para 2016. Sin embargo, el organismo presidido por José Luis Escrivá señala que el superávit municipal registrado en los últimos años y que se situó en torno al 0,5% del PIBse reducirá.

Si bien la Airef no ha revisado los Presupuestos de todos los municipios de España –son más de 8.000–, la información de los grandes ayuntamientos refleja que ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia apostarán por elevar su gasto público. Las tres urbes tienen en común que están gobernadas por formaciones ligadas a Podemos y que defienden un mayor papel del sector público en la actividad económica. Aun así, ello no impedirá que cumplan el objetivo de estabilidad, es decir, cerrarán en equilibrio o con un superávit inferior al registrado hasta ahora.

El informe de la Airef indica que estos municipios incumplirán la regla de gasto y, por lo tanto, aumentarán su presupuesto por encima del límite que exige Hacienda.

¿Cómo es posible cumplir de forma holgada el objetivo de déficit y, a la vez, rebasar el límite de la regla de gasto? La Airef denuncia la “desconexión entre ambos indicadores”. Respecto al Ayuntamiento de Madrid, la Autoridad Fiscal afirma que en el segundo trimestre registró un aumento de los ingresos no financieros del 20% y una reducción del gasto del 4,4%. El nuevo gabinete de Manuela Carmena ya ha comunicado que no tiene intención de mantener esta tendencia y que su voluntad es elevar el gasto público. De hecho, el concejal de Hacienda, Carlos Sánchez, ya ha anunciado que incumplirá la regla de gasto.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también tiene la intención de reducir el superávit registrado por la ciudad hasta ahora y planea aumentos de los gastos corrientes. La situación de Valencia es similar a la de Barcelona y Madrid.

La Airef recomienda que el Gobierno y los entes territoriales aborden la reforma del modelo de financiación de forma integral, teniendo en cuenta los recursos que reciben del sistema, su capacidad para generar ingresos propios y el gasto ligado a las competencias de cada administración. De alguna forma, la Autoridad Fiscal entiende que hoy las comunidades reciben menos dinero del que precisan y, los ayuntamientos, más.

Normas