También reorganiza el área de Global IT

Telefónica divide su filial de sistemas y acerca la gestión a cada territorio

Establece cuatro áreas, vinculadas a cada una de las grandes divisiones territoriales

Centro de datos de Telefónica en Alcalá de Henares.
Centro de datos de Telefónica en Alcalá de Henares.

Más cambios en Telefónica Global Resources, la unidad que dirige Guillermo Ansaldo. La operadora ha puesto en marcha una reestructuración en Telefonica Global Technology, filial creada en 2010 para para unificar los sistemas de información de todo el grupo.

Ahora, la teleco ha decidido cambiar la dinámica de esta filial al reducirse el perímetro de operaciones en los últimos tiempos. Telefónica considera que hay necesidades más locales y ha decidido que estas actividades se acerquen a cada una de sus grandes divisiones territoriales: España, Alemania, Hispanoamérica y Brasil.

La intención de Telefónica es que haya una transformación progresiva de TGT para facilitar la adaptación.

Además, la compañía ha dado un nuevo paso en el proceso de reorganización de Global IT, que se encarga de las aplicaciones y soluciones tecnológicas en el grupo.

Tras haber empezado un proceso de cambios en todo el modelo en Europa, la operadora quiere que la filial mantenga su enfoque y evolución actual, pero al mismo tiempo busca simplificar y optimizar el conjunto de la organización. La filial ha entrado en nueva fase de su proceso de cambio organizativo que se prologará entre 12 y 18 meses. La simplificación pasará por más integración en las funciones entre Global IT y la citada TGT.

Esta división continuará jugando un papel clave en la transformación del negocio, indicando que las tecnologías de la información nunca han tenido hasta ahora un papel tan claro en Telefónica. Y más en un momento en el que la compañía tiene como objetivo final el convertirse en una “telco digital”.

Los cambios han introducido una serie de movimientos en la dirección de Global IT. Así, Ángel Valero asumirá la dirección del área de aplicaciones corporativas y TSA Services, reportando directamente a Phil Jordan. Valero dirigirá equipos encargados de desarrollar proyectos en áreas como las aplicaciones de mantenimiento y el departamento PMO que define estándares de procesos relacionados con la gestión de proyectos. A su vez, Guido Eidmann ha pasado a convertirse en el nuevo responsable de tecnología (CIO) de Telefónica Deutschland, segunda mayor división europea del grupo, en sustitución de Andreas Pfisterer.

Finalmente, Juan Pedro Gravel, consejero delegado de la citada TGT y uno de los responsables claves en esta área en los últimos años, dejará Telefónica en diciembre.

Los cambios en Telefónica Global Resources se unen a la venta de Tgestiona, división de la teleco que está especializada en el outsourcing de procesos de negocio como las nóminas, contabilidad u otras actividades financieras y de recursos humanos. La operadora negocia la venta de esta área en España a IBM, según publicó CincoDías el pasado 3 de noviembre. La intención de Telefónica pasa por externalizar estas actividades en otros países como Brasil, Perú, Argentina y México.

El centro de datos de Alcalá pasa a la filial española

Dentro de los cambios puestos en marcha por la operadora, figura el traspaso del gran centro de datos de Alcalá de Henares a Telefónica de España, que se ha hecho cargo de la gestión.

El centro fue inaugurado en 2013, dentro de un proyecto con unas inversiones previstas de 300 millones de euros. La instalación recibió en 2014 la certificación TIER IV Gold, la máxima calificación que se otorga a estos centros por la eficiencia tecnológica e la infraestructura fiable.

Además, el centro se ha convertido en uno de los pilares de la estrategia de Telefónica para simplificar sus estructuras en este ámbito. En la presentación de los resultados del tercer trimestre, la operadora indicó que ya se han cerrado otros cuatro centros de datos con la cancelación de 313 aplicaciones y el apagado de un 9% de los servidores físicos. La empresa destacó que estos centros se han cerrado sin que haya habido ningún impacto en los servicios a los clientes.

Normas
Entra en El País para participar