La división vuelve a crecer siete años después

Vodafone revaloriza en 843 millones su filial española

Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España.
Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España.

El grupo Vodafone ha procedido a una revisión de los saneamientos realizados en algunas de sus filiales europeas. En la información remitida a la autoridad bursátil británica sobre las cuentas de su primer semestre fiscal, la empresa indica que el flujo de caja de su negocio en España será 600 millones de libras (unos 843 millones de euros) superior a lo previsto.

En la revisión, que la empresa realiza cada seis meses en todas sus divisiones, se han tenido en cuenta factores como la tasa de crecimiento a largo plazo así como el ebitda y la inversión presupuestada en un periodo de cinco años.

Vodafone no ha procedido a ajustar al alza el valor en libros de la filial española por prudencia, si bien fuentes de la compañía señalan que esta nueva estimación sí indica una recuperación de los negocios en el país.

En la revisión, que la empresa realiza cada seis meses en todas sus divisiones, se ha tenido en cuenta factores como la tasa de crecimiento a largo plazo, el ebitda presupuestado y la inversión presupuestada.

En el caso de Alemania, la estimación sobre el posible ajuste al alza del valor en libros de su filial ronda los 2.200 millones de libras y en Italia los 1.800 millones.

En cualquier caso, el movimiento en España parece mostrar un claro cambio de dirección. Entre 2009 y 2014, y con el agravamiento de la crisis económica en España y el endurecimiento de la competencia en el sector de las telecos, Vodafone llevó a cabo ajustes en el valor de su filial española por un importe cercano a 12.000 millones de euros.

La operadora elevó su apuesta en 2014 con la compra de Ono por cerca de 7.200 millones de euros.

El movimiento ha coincidido con el retorno de Vodafone España al crecimiento. La operadora facturó 1.254 millones de euros en su segundo trimestre fiscal, un 1,1% más que el mismo periodo del año anterior. Es el primer crecimiento trimestral desde 2008.

Los ingresos por servicios alcanzaron los 1.145 millones de euros en el segundo trimestre, un 2% menos que en el ejercicio anterior. Sin embargo, en términos comparables, excluyendo el ajuste contable relacionado con el cambio de modelo de financiación de terminales, los ingresos por servicios aumentaron también un 1%.

El ebitda creció un 16,3% hasta 474 millones de libras (unos 665 millones de euros), incrementando el margen sobre los ingresos totales en 3,7 puntos porcentuales hasta el 26,5%. La inversión subió un 9% hasta 458 millones.

Las sinergias por Ono, antes de lo previsto

Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España, señaló que la compañía se ha asegurado el 100% de los 240 millones de euros anuales de las sinergias de la compra de Ono un año antes de lo previsto. El directivo indicó que a final de año se verá si se pueden lograr más sinergias de la integración de ambas firmas.

En términos operativos, Coimbra destacó que Vodafone cuenta ya con 4,3 millones de clientes de móvil 4G; 2,87 millones de usuarios de banda ancha fija y 902.000 clientes de televisión de pago, tras captar 77.600 en el último trimestre con el tirón del fútbol.

Normas