Se desarrollarán mecanismos de compensación pactados

Los laboratorios compensarán los desvíos futuros en el gasto farmacéutico

Hacienda, Sanidad y Farmaindustria firman hoy un pacto de estabilidad para el sector

El gasto en medicamentos en hospitales y recetas se liga al crecimiento del PIB

Los laboratorios compensarán los desvíos futuros en el gasto farmacéutico

Farmaindustria, Hacienda y Sanidad rubricarán hoy un acuerdo que establece un marco de estabilidad para el sector. El pacto recoge que el crecimiento del gasto farmacéutico (excluyendo a los genéricos) tendrá como tope el incremento del PIB. Si se producen desvíos al alza, las empresas deberán acordar con el Gobierno compensaciones.

Tras un año de negociaciones y un cambio de ministro de por medio, el de Alfonso Alonso por Ana Mato en Sanidad, el Gobierno y Farmaindustria firmarán un acuerdo que ofrezca un marco de estabilidad al sector. La principal novedad, como ya se había anunciado, es que los laboratorios tendrán un tope en el crecimiento de sus ventas, ya que el incremento del gasto farmacéutico se liga al aumento del PIB. El desembolso en medicamentos no podrá, así, aumentar más que la mejora en la actividad económica.

Pero el pacto final establece algunas novedades respecto a lo que anteriormente se había negociado. El acuerdo solo afectará a los fármacos originales, es decir, a los que no han perdido la patente, así que se excluye a los genéricos. A su vez, Aeseg, la patronal de genéricos, negocia con el Gobierno otro acuerdo paralelo. También se incluyen en el protocolo los nuevos fármacos para la hepatitis C, recientemente introducidos y de alto coste, que durante 2015 han elevado la factura hospitalaria.

Además, se recoge que los laboratorios deberán acordar voluntariamente compensaciones con la Administración si se producen desvíos en el gasto. Según se recoge en el pacto, esos resarcimientos podrán ser tanto monetarios como otros acuerdos de control que no impliquen desembolsos.

Aun así, se destaca que esta compensación será voluntaria y previamente acordada entre Administración y empresas. La patronal busca en esta rúbrica un antídoto frente a futuros recortes unilaterales del Gobierno en el gasto de medicamentos, como ha ocurrido desde 2010, cuando José Luis Rodríguez Zapatero, y posteriormente Mariano Rajoy, introdujeron descuentos en los precios de los fármacos.

Aunque el acuerdo inicialmente se pensó para 2015, el retraso en la negociación, que las fuentes conocedoras del proceso achacan a la dilación por parte del Gobierno, ahora abarcará a los siguientes 12 meses desde diciembre, lo que significa que prácticamente coincidirá con el ejercicio de 2016.

Incertidumbres ante el pacto

En este punto surge una de las mayores dudas respecto al acuerdo, ya que se ratifica al final de la legislatura, con un Gobierno saliente, y no se conoce si el Ejecutivo que surja de las urnas el 20D respetará un acuerdo que no tiene ningún rango legal y que responde únicamente a un compromiso político del PP.

Otra de las grandes incertidumbres se refiere a si las comunidades se vincularán al pacto, ya que las competencias sanitarias corresponden a las consejerías autonómicas. De hecho, por ejemplo, Andalucía tiene vigente el modelo de subastas de medicamentos que está recurrida por la Administración central.

Tampoco existen datos públicos de a qué ritmo asciende la factura de los medicamentos de marca. Sanidad solo ofrece la cifra del gasto en recetas en oficinas de farmacia (que sí incluye a los genéricos y sin embargo no especifica el coste en hospitales).

Este gasto en recetas creció un 1,62% interanual hasta octubre, para alcanzar los 9.469 millones, por tanto a un ritmo inferior a la previsión de alza del PIB para 2016, que Hacienda sitúa en el 3,3%.

Farmaindustria, que agrupa a más de 180 empresas, se aferra a este acuerdo como marco de estabilidad que permita inversiones y ante posibles nuevas medidas de control del déficit que se den tras las elecciones, tal como ha pedido Bruselas al Ejecutivo de Mariano Rajoy. Aunque la semana pasada Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, aseguró que los laboratorios aspiran a un mayor crecimiento en los años futuros, ya que se trata de compañías innovadoras.

Normas
Entra en El País para participar