El caso de los motores diésel pasa factura

Volkswagen registra sus primeras pérdidas en 15 años

El logotipo de Volkswagen en la ciudad del automóvil en Wolfsburgo (Alemania).
El logotipo de Volkswagen en la ciudad del automóvil en Wolfsburgo (Alemania). EFE

Volkswagen, el primer productor automovilístico de Europa, sufrió en el tercer trimestre una pérdida de 1.673 millones de euros, frente al beneficio de 2.971 millones del mismo periodo de 2014, tras el escándalo de manipulación de gases contaminantes en motores diésel. La facturación creció el 8,5% hasta 160.300 millones. Son las primeras pérdidas registradas por el grupo automovilístico en los últimos 15 años.

En el acumulado del año, el beneficio neto asciende a 3.990 millones de euros. Supone una caída de las ganancias del 54% respecto del mismo periodo del año anterior, cuando registró un beneficio de 8.687 millones de euros. 

Los números rojos operativos ascendieron a 3.480 millones, en línea con lo esperado por los analistas consultados por Reuters. Respecto al conjunto del ejercicio, la compañía ya ha advertido que el resultado va a estar "significantemente por debajo" de los niveles del pasado año. El resultado del tercer trimestre tuvo un lastre contable por la manipulación de motores diesel de 6.700 millones de euros.

Las ventas en todo el mundo cayeron en los nueve primeros meses un 2,7 %, hasta 7,440 millones de vehículos, por las dificultades en Rusia, Brasil y China. En el conjunto del ejercicio la compañía espera vender 10,14 millones de unidades. 

"Las cifras muestran por una parte la fuerte base del negocio del consorcio. Por otro lado, se observan ya los primeros indicios de la situación actual", aseguró en la nota el nuevo presidente de la compañía, Matthias Müller. "Vamos a poner todos los medios para recuperar la confianza perdida", afirmó Müller.

"El grupo Volkswagen tiene unos recursos sólidos para obtener liquidez. Esto nos va a ayudar a gestionar el reto tan importante que tenemos derivado del impacto financiero del escándalo del diésel", señaló el director financiero, Frank Witter. 

Beneficios por marcas

Por marcas, la enseña española Seat, del fabricante automovilístico alemán Volkswagen, tuvo en los tres primeros trimestres una ganancia operativa de 12 millones de euros, frente a la pérdida de 82 millones de euros en igual periodo de 2014. Las ventas de Seat ascendieron a 6.388 millones de euros, frente a la facturación de 5.622 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

La matriz informó hoy de que esta mejora del resultado se produjo por los efectos positivos de los tipos de cambio, aumento de ventas y optimización de costes.

Por su parte, la marca Volkswagen Turismos, la más afectada por el escándalo del diésel, registró unas ventas de 79.972 millones de euros y un beneficio operativo de 2.200 millones de euros. La enseña justificó este incremento por el "efecto positivo del cambio en las divisas, la optimización de costes y los programas de eficiencia" que compensaron en gran medida "los efectos negativos de las caídas de las ventas en América del Sur y Rusia". Los responsables de la enseña ya han avanzado que recortarán las inversiones en la marca de turismos en 1.000 millones anuales.

Audi también registró un beneficio operativo de 4.000 millones de euros frente a los 3.800 millones de euros hasta septiembre del año pasado gracias "al crecimiento de las ventas y cambios favorables en el mix de matriculaciones". Aun así, la enseña de alto lujo resaltó que "las ganancias se han visto disminuidas por las inversiones en nuevos productos y tecnologías, así como la expansión internacional de la red de producción".

El beneficio neto de Skoda alcanzó los 734 millones de euros frente a los 651 millones alcanzados el año pasado.

Previsiones de ventas

El grupo afirmó que espera "una entregas de vehículos a clientes estables en 2015 a niveles del año pasado en un entorno de mercado muy exigente y desafiante". "En función de las condiciones económicas, la ventas de este año del grupo Volkswagen crecerán un 4% sobre las cifras del año pasado. Sin embargo, la tendencia a la baja en America Latina o los países del Este tendrán que ser seguidas de cerca" para hacer una previsión más ajustada.

A cauda del impacto financiero del escándalo del software que manipula las emisiones de gases contaminantes en ciertos vehículos diésel, la compañía "espera una caída del beneficio año por año tanto para el grupo como para la marca de turismos".

Normas
Entra en El País para participar