Un elemento muy común pero poco conocido y aprovechado
Tres trucos secretos que esconde la rueda de tu ratón en Windows

Tres trucos secretos que esconde la rueda de tu ratón en Windows

Es un elemento que pasa desapercibido pero es el que supuso uno de los grandes avances en usabilidad de la informática, más allá de que los ratones se quedaran "sin cola" y se hicieran inalámbricos. Hablamos de la rueda del ratón que, en muchas ocasiones, es un elemento infrautilizado ya que tienen algunas funciones ocultas en Windows que son poco conocidas.

Y es que son de esos trucos que hasta que no nos damos cuenta de ellos no vemos lo imprescindibles que son. Empezamos por uno muy simple y que se puede usar ya que la mayoría de las ruedas de los ratones, en realidad, esconden un tercer botón además del izquierdo y el derecho. Y si nos vamos a cualquier enlace, como podéis probar con este mismo que os llevará a la home de SmartLife, si en lugar de hacer click sobre él con el botón izquierdo como se hace normalmente se usa el que hay bajo la rueda, se nos abrirá en una nueva pestaña del navegador. Una función realmente útil y práctica. Además, como complemento a esta función, si ahora haces click sobre esa ventana nueva que se ha abierto, de nuevo, con el botón de la rueda del ratón, esta se cerrará y desaparecerá.

Pasamos al siguiente truco y este tiene que usarse en combinación con el teclado. Normalmente, la rueda del ratón, como hemos dicho, sirve para bajar y subir en una ventana. Sin embargo, si dejamos pulsada la tecla "mayúsculas", y ahora si giramos la rueda hacia delante o hacia atrás, volveremos a las ventanas que hemos visitado o volveremos a pasarlas hacia delante. Muchos ratones tienen este tipo de función en unos botones dedicados pero si no los tienes, no tienes por qué renunciar a esta función.

Finalmente, el tercero de los trucos tiene que ver con la posibilidad que hay para manejar el Zoom en las páginas web en cualquier navegador. En concreto lo que hacemos es aumentar o reducir el tamaño de las letras, y en lugar de hacerlo con el menú del navegador sólo hay que dejar pulsada la tecla CTRL y darle a la rueda, algo que también nos funcionará en cualquiera de las aplicaciones de Office, tanto las de Microsoft como en otras alternativas como LibreOffice.

Normas