Autocartera por valor de 4.000 millones de euros

Las empresas del Ibex invierten 1.100 millones en acciones propias este año

Las empresas del Ibex invierten 1.100 millones en acciones propias este año Ampliar foto

Las compañías del Ibex siguen engordando su autocartera. En lo que va de año, las firmas del selectivo han invertido más de 1.100 millones de euros en términos netos, según sus actuales cotizaciones, en comprar sus acciones propias. Para ello, han adquirido títulos por un importe de más de 1.300 millones y vendido otros por 200.

El valor total de la autocartera de las empresas del selectivo asciende a 4.000 millones de euros, un 45% menos que los 7.200 millones de euros registrados en 2011, sus máximos hasta la fecha, según datos recopilados por BME.

Las empresas cotizadas suelen utilizar esta operativa para diversos fines. Como medio para remuneración a sus accionistas, amortizando dichos títulos o entregándoselos de forma gratuita, o como fórmula de intercambio en operaciones corporativas.

Las compras de títulos propios también pueden ser utilizadas para dar liquidez a un valor –aunque la Ley del Mercado de Valores prohíbe que se utilicen para frenar las caídas en Bolsa–, para dar entrada a nuevos inversores y para cumplir con emisiones de bonos convertibles. Es también una hucha que las compañías pueden ir llenando a medida que compran títulos.

Ocho de las empresas –Abengoa, Abertis, ACS, Sabadell, Gamesa, Grifols, Técnicas Reunidas y Telefónica- cuentan con más de un 1% de sus acciones propias.

De las 35 sociedades del Ibex, Abengoa revela en los registros que tiene una autocartera por el 6,15% de los derechos de voto. Pero este porcentaje implica que tan solo cuenta con 5,66 millones de acciones A, las que tienen 100 derechos de voto cada. Un porcentaje lejano aún al máximo del 10% permitido por la Ley de Sociedades desde 2009; previamente, el máximo era el 5%.

Una fórmula para lograr liquidezy plusvalías

Los eventuales beneficios obtenidos con las compraventas de acciones propias no pueden computarse en la cuenta de pérdidas y ganancias. La normativa obliga a que las empresas se las anoten en forma de reservas, ya sea sumándolas o restándolas. Pero, al margen del posible refuerzo de los fondos propios, la venta de autocartera supone de entrada una fuente de liquidez que algunas compañías se permiten utilizar, especialmente cuando logran plusvalías con las operaciones.

Son los casos por ejemplo de Sabadell que se ha embolsado unos 90 millones de euros, según los precios actuales, BBVA (alrededor de 60 millones), Repsol (30 millones) y Acciona (14 millones de euros). También está presente el caso de Abengoa, que el pasado julio se deshizo en una colocación privada de un porcentaje notable de acciones propias.

Hay casos particulares, con importantes reducciones de autocartera en términos nominales, pero que no se han debido a ventas en el mercado, sino a la amortización de los títulos.

Mediaset es uno de los mejores ejemplos, puesto que en realidad no se deshizo de los títulos, sino que los eliminó el pasado 20 abril. Destruyó autocartera equivalente al 10% del capital, con lo que ha contribuido a elevar el beneficio por acción. En Iberdrola ocurre lo mismo, puesto que la compañía amortizó el pasado julio más de 148 millones de acciones. También han amortizado acciones propias ACS y Dia.

Abengoa, en medio de rumores sobre su situación financiera, se desprendió de todos sus títulos propios B, un 4,16% de su capital, pero que cotizan en el Ibex aunque tienen menos derechos de voto. Se deshizo de acciones valoradas cada una a 2,8 euros por título y valoradas en 98 millones de euros en total. La operación le salió a redonda a tenor de la cotización actual del grupo de ingeniería, pues las acciones B cerraron ayer a 0,935 euros.

Le siguen Técnicas Reunidas, que revela un 3,62%, según los últimos registros, y Telefónica, con un 2,22% (marca un 3,72% en la CNMV pero amortizó un 1,5% en julio). Pero también hay empresas que o no tienen títulos propios en autocartera o no están obligadas a comunicárselo a la CNMV. Son Acerinox, Aena, Enagás, Gas Natural y Mapfre. Y es que la normativa sobre autocartera obliga a comunicar al supervisor cuando compren acciones propias por encima de un 1% de su capital.

Por lo tanto, el registro de la CNMV no tiene por qué representar el saldo neto de acciones propias. En cualquier caso, el supervisor que preside Elvira Rodríguez ha puesto negro sobre blanco un decálogo que tiene como misión evitar que las propias empresas intervengan en sus propias cotizaciones. En definitiva “acotar las señales engañosas, tanto en volumen como en precio, que esta operativa puede generar en el mercado”.

Sociedades con planes de recompra o amortización

Abertis

Está en plena opa parcial por el 6,5% del capital. Comprará cada acción a 15,7 euros. Los inversores pueden acudir desde hoy y hasta el próximo 20 de octubre, incluido.

ACS

El grupo que preside Florentino Pérez se comprometió el año pasado a eliminar el efecto del scrip dividend (que implica una ampliación de capital). Así, en julio amortizó 4,2 millones de acciones, después de haber efectuado varias compras de autocartera.

Iberdrola

La utility también reveló su intención de contrarrestar el efecto de su retribución a través del scrip dividend. Así, aprobó una reducción de capital social mediante la amortización del 2,3% del capital. Iberdrola ha puesto en marcha un programa de recompra para poder después amortizar los títulos.

Dia

La cadena de supermercados también ha puesto en marcha un programa de recompra de autocartera y el pasado 10 de septiembre amortizó 28,6 millones de acciones, equivalentes a un 4,5% del capital.

Ferrovial

El grupo constructor y de infraestructuras también puso en marcha un plan de recompra de acciones con una inversión máxima de 250 millones de euros. Su objetivo también es reducir capital para eliminar el efecto negativo del scrip.

IAG

El grupo de aerolíneas puso en marcha su programa de compra de autocartera el pasado 1 de julio. El importe máximo que IAG adquirirá en mercado será de 22 millones de títulos, equivalentes al 1,08% del capital. El vencimiento del programa será el 30 de abril del próximo año.

Mediaset

El grupo de medios de comunicación tiene un programa de recompra de acciones por un máximo de 170 millones de títulos y 14,137 millones de títulos, equivalentes al 3,86% del capital. La finalidad última de Mediaset es amortizar las acciones que compre y elevar así el beneficio por acción.

Telefónica

Como parte de la retribución, el pasado 14 de julio amortizó el 1,5% de su capital. Telefónica ha prometido eliminar acciones por ese mismo porcentaje en 2016.

Entre las empresas que más títulos propios han comprado desde enero están Telefónica, con una inversión de más de 600 millones de euros a los precios actuales, Ferrovial (150 millones), Santander (140 millones) y Amadeus (136). Las siguen en ranking de mayores compradoras Grifols (92), Abertis (90), IAG (62), Red Eléctrica (16) y Popular (13).

Normas