En lo que va de año el selectivo español se deja un 6,5%

Seis claves que marcarán al Ibex esta semana

Una imagen de la Bolsa madrileña.
Una imagen de la Bolsa madrileña. EFE

Volatilidad, volatilidad y más volatilidad. Esta es la palabra que mejor define el comportamiento de los inversores en los últimos meses y el un ejemplo de ello fue el comportamiento experimentado por el Ibex 35 en la última sesión. El selectivo español vivió una jornada sin rumbo fijo donde las compras dieron paso a las ventas tras la publicación de los datos de paro de EE UU. Sin embargo, a última hora, el índice de referencia de la Bolsa española consiguió salvar los muebles. Aunque en la semana avanzó un 0,88%, las pérdidas siguen acompañando al selectivo que en lo que va de año se deja un 6,5%, caída que se vio acrecentada en el último trimestre, el peor desde junio de 2012, época en la que el rescate a la banca (ahora ya senada) acapara todos los titulares.

Pero de vuelta al presente y con la vista puesta en la próxima semana, los inversores, que tienen marcado en el calendario el 20 de diciembre (fecha de las elecciones generales) deberán permanecer atentos los siguientes focos:

1. China: cualquier información que proceda del gigante asiático es mirada con lupa por los inversores. Si hace unos meses las dudas que existían sobre la posibilidad de una desaceleración de la economía ya inquietaba a los expertos, desde mediados de julio se ha convertido en uno de los focos de inestabilidad. Aunque el mercado no termina de confiar en los datos que divulga el Ejecutivo asiático, lo cierto es que en los últimos meses la información que se ha publicado alertan de un menor crecimiento. El próximo miércoles los inversores tendrá un nuevo dato que para evaluar el estado de la economía, pues ese conocerá el dato de reservas de divisa extranjera en China.

Como si de un efecto mariposa se tratara, la inestabilidad en el país asiático termina repercutiendo de una manera u otra no solo a las grandes potencias, sino también al resto de mercados emergentes. Para las cotizadas españolas, uno de los principales frentes abiertos ha sido Brasil. Su moneda se devaluó la semana pasada un 1,3% frente al dólar y su índice bursátil de referencia (Bovespa) está en mínimos de 2009.

2. Bancos centrales: que los bancos centrales son los que mueven en el mercado, es una idea de la que no hay duda. De hecho, en los últimos años ha sido el principal soporte de renta fija y renta variable. Esta semana volverán a tener un protagonismo especial. El pistoletazo de salida lo darán el miércoles el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra. No se esperan grandes cambios al respecto. De hecho, el mercado prevé que el organismo británico, presidido por Mark Carney, mantenga los tipos de interés en sus mínimos históricos, siguiendo así el ejemplo de EE UU.

Un día después, el jueves, se publicarán las actas de la última reunión del BCE y de la Reserva Federal. En la última cita del organismo europeo, Mario Draghi, dejó la puerta abierta a ampliar su plan de compra de deuda.

Por su parte, el Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC) acordó en su último encuentro retrasar la subida de tipos (permanecen en su mínimo histórico desde 2008) ante las dudas que generaba el crecimiento global tras el último sobresalto provocado por China. El banco central estadounidense hacía caso a las peticiones del Banco Mundial y el FMI que pidieron más tiempo para proceder a la primera alza del precio del dinero desde abril de 2006. En la rueda de prensa posterior a esta reunión, Janet Yellen señaló que 2015 sería el año elegido para el endurecimiento de la política monetario de EE UU. No obstante, entre los analista empieza a cundir la idea de que será en 2016 cuando la Fed lleva a cabo una subida del precio del dinero. Esta idea ha ido calando después de que el pasado viernes el dato de empleo publicado fuera mucho peor de lo esperado.

El índice ISM del sector servicios en EE UU, la balanza comercial, las peticiones semanales de desempleo, los precios de importación y los inventarios mayoristas servirán como termómetro para conocer el estado de la economía.

3. Datos macro eurozona: el lunes se publicarán los índices de PMI de actividad del sector servicios en España, Alemania y la Unión Europea así como índice Sentix de confianza económica de la zona euro. Dos días después de conocerán los datos de producción industrial en Alemana y España.

4. S&P: el viernes, con los mercados ya cerrados, la agencia de calificación Standard and Poor's (S&P) elevó el rating de la deuda soberana española que pasó de BBB a BBB+ con perspectiva estable. Este lunes les tocará a los inversores evaluar la decisión así como las razones esgrimidas por la firma que señalaba el sólido y equilibrado comportamiento de la economía española los últimos cuatro años, periodo durante el cual S&P aplaude la mejora de competitividad de las exportaciones y del sector servicios.

5. Elecciones en Portugal: el domingo 3 de octubre Portugal celebra elecciones generales. Los sondeos dan la victoria al conservado Passos Coelho, aunque sin mayoría absoluta. El resultado, de una manera u otra, incidirá en el mercado, pero Portugal ya no es percibida como una amenaza. De hecho, el rescate a Portugal concluyó en mayo de 2014, momento en que Brusela dio luz verde al desembolso del último tramo del rescate, 2.600 millones de euros. La factura total de la ayuda ascendió a 78.000 millones.

6. Volkswagen: el escándalo de Volkswagen continuará generando inestabilidad. La compañía cede un 43% desde el 18, día en que comenzaron los primeros rumores que apuntaban a una manipulación de las emisiones. Aunque el sector automovilístico apenas tiene peso en la Bolsa española, la crisis en el grupo alemán ha arrasado con el sector del automóvil en Europa que se deja más de un 12%.

Normas