La agencia eleva el rating de la deuda soberana

Espaldarazo de S&P al Gobierno de Rajoy

Espaldarazo de S&P al Gobierno de Rajoy
EFE

La agencia de rating Standard and Poor’s (S&P) elevó un grado el rating de la deuda soberana, de BBB a BBB+ con perspectiva estable. Una decisión que supone un espaldarazo al Gobierno de Mariano Rajoy cuando faltan tres meses para las elecciones generales. “La subida del rating refleja nuestra visión del comportamiento de la economía española durante los últimos cuatro años, que consideramos sólido y equilibrado y que está beneficiando gradualmente a las finanzas públicas”, indicó la agencia de calificación.

En su opinión, las reformas laborales aprobadas en 2010 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y en 2012 por el Ejecutivo de Mariano Rajoy “han mejorado la competitividad de las exportaciones y del sector servicio”. S&P prevé que el PIBcrezca una media del 2,7% entre 2015 y 2017 frente al 2,2% estimado anteriormente. El PIBnominal –que incluye la evolución de los precios– alcanzará el 4%, lo que beneficiará la evolución de la deuda pública. Además, S&P destacó que actualmente el Tesoro español ya refinancia su deuda a un coste inferior al 1%.

El aumento de la nota crediticia supone la constatación de que la etapa de tensiones financieras ha sido superada. Es la segunda mejora de rating que otorga en el año S&P. La primera se produjo en mayo tras siete revisiones anteriores a la baja. España perdió la triple A (máximo nivel de solvencia) en enero de 2009. Las últimas decisiones de las otras dos grandes agencias de rating han sido también positivas. Fitch elevó la calificación el pasado mes de abril de BBB a BBB+ y Moody’s hizo lo propio en febrero del año pasado (la nota pasó de Baa3 a Baa2). Estas calificaciones reflejan un grado de solvencia que podría considerarse un aprobado alto y con tendencia al alza.

Como riesgos, S&P cita la elevada deuda externa, el desempleo y el clima político

El ministro de Economía, Luis de Guindos, celebró que S&P reconozca “el efecto de las reformas” y afirmó que la revisión al alza del rating supone una señal de confianza. “Es una buena noticia que indica que, tras mucho tiempo de dificultad, la economía española empieza a salir de la crisis y que tenemos unas perspectivas que son positivas”, declaró.

A pesar de la mejora crediticia, S&P alerta de que España registrará este año un déficit del 4,5% del PIBfrente al 4,2% exigido por Bruselas. El desvío se deberá al incumplimiento de los límites de la Seguridad Social y las comunidades. Otros aspectos preocupantes que lastran el crecimiento son “la elevada deuda externa, el alto desempleo, el envejecimiento de la población” y la menor inversión relativa en educación e I+D. Sin citar a Podemos, S&P alerta del riesgo que puede suponer “un entorno político fragmentado después de la elecciones de este año”. Sobre Cataluña, la agencia de rating no contempla la independencia.

Normas