España es el país con más terminales por habitante de Europa

La banca prepara más pactos tras aprobarse la norma de cajeros

La banca prepara más pactos tras aprobarse la norma de cajeros

La banca enviará hoy a CECA y a AEB sus alegaciones a las propuestas de Economía sobe la normativa que regulará las comisiones de los cajeros. Las entidades están a la espera de esta norma para preparar nuevas alianzas.

Las reglas de juego en las comisiones de los cajeros cambiarán una vez que el Gobierno apruebe la nueva orden ministerial o decreto que regulará estas tasas. Varias fuentes insisten en que tendrá poco sentido mantener tres sistemas de medios de pago (ServiRed, 4B y Euro 6000). Aunque también reconocen que es complicado unificar estas plataformas, más por roces personalistas de algunos directivos de estas firmas que por dificultades técnicas u operativas.

Pero hasta que esto suceda, una gran parte de las entidades financieras tienen previsto retomar las conversaciones para afianzar las alianzas creadas alrededor de las comisiones de los cajeros o llevar a cabo otras nuevas. En el fondo de estos pactos está el intento de los bancos de vincular más al cliente o incluso de captar nuevos.

La directora general de ING Direct, Almudena Román, considera que con la comisión que actualmente cobra CaixaBank de dos euros a los no clientes por sacar efectivo de sus cajeros, y a la que se pueden unir BBVA y Santander –aunque esta tasa la tenga que abonar el banco emisor, que podría o no cargársela al cliente, según una de las opciones que baraja la norma que está desarrollando Economía– “se genera también nuevas oportunidades para otras entidades”. Aunque Román califica de “perversa” esta comisión.

ING Direct, de hecho, tiene previsto iniciar nuevos contactos con otros bancos para llegar a acuerdos similares al que ha alcanzado con Banco Popular, al que ha alquilado sus 2.700 terminales para que sus 3,3 millones de clientes, con un millón de tarjetas, puedan operar en ellos sin comisiones. La idea del banco naranja es conseguir nuevos pactos, aunque reconoce que con Popular “se cubre el 89% de las necesidades de nuestros clientes”. Popular, a su vez, busca también llegar a acuerdos bilaterales con Santander y BBVA para evitar que sus clientes tengan una comisión más alta por sacar fuera de cajeros, o el propio banco, si al final triunfa, como parece la opción de Economía de que el dueño del cajero cobre la comisión al banco emisor de la tarjeta, en vez de al cliente.

Popular aún no ha decidido si cobrará o no una comisión a los no clientes por sacar efectivo en sus cajeros. Espera conocer los términos de la norma que prepara Economía antes de adoptar una decisión. El director de banca de clientes del banco, Miguel Ángel Luna, confirmó ayer que el banco busca llegar a pactos con otros bancos para no cobrarse entre ellas. Este banco, además, busca alcanzar nuevos acuerdos para alquilar sus cajeros, y rentabilizar así la sociedad que tiene con Crédit Mutuel, para la gestión de sus terminales. También quiere potenciar su negocio de tarjetas, cuyo socio es el fondo Värde Parners.

Varias fuentes aseguran que la nueva normativa que prepara Economía (orden ministerial si se aprueba la primera opción, es decir, que el dueño del cajero cobre la comisión directamente al cliente, o real decreto si es el dueño del terminal el que cobra la tarifa al banco emisor) potencia nuevas alianzas, sobre todo la segunda opción. La idea es llegar a alianzas para no cobrarse entre ellos (dueño del cajero y emisor) o que la tarifa sea baja.

La alianza de Euro 6000, Bankia y Sabadell, mientras, también encuentran una oportunidad de reforzar su pacto con la nueva regulación. CaixaBank, por su parte, está satisfecha con las dos opciones que baraja el Gobierno para regular las tarifas en cajeros.

El negocio de los cajeros automáticos es en España más importante que en el resto de países europeos, y casi del mundo. Es el Estado con más terminales por habitante. Según los datos de Eurostat de este año, en España hay un cajero por cada 926 habitantes, mientras que en el caso opuesto, Holanda, hay uno por cada 2.346 habitantes. En Alemania hay un terminal por cada 1.202 habitantes. La media está en una máquina por cada 1.423 habitantes.

Normas
Entra en El País para participar