José Vicente de los Mozos, director de Logística y Fabricación de Renault

“Renault ha creado 3.600 empleos en España”

José Vicente de los Mozos, Director mundial de Logística y Fabricación del grupo Renault
José Vicente de los Mozos, Director mundial de Logística y Fabricación del grupo Renault

José Vicente de los Mozos es el español con el cargo más alto en una automovilística mundial. Miembro del comité ejecutivo del grupo Renault desde hace más de un año, es uno de los responsables del compromiso de la marca con las fábricas que tiene en España, en Palencia, en Valladolid y en Sevilla. Precisamente en el Salón de Francfort se realiza la presentación pública de la cuarta generación del Renault Megane, un coche que ha sido doce años el vehículo más vendido en España y que se fabrica en la planta de Palencia, donde se acaba de poner en marcha el tercer turno de producción. Esta iniciativa supondrá la contratación de 1.000 empleados en esta planta.

Pregunta. ¿Cómo han conseguido poner en marcha un tercer turno de producción en Palencia cuando los mercados de coches europeos (en especial, Francia) aún sufren de cierta volatilidad?

respuesta. El Kadjar, que es el modelo nuevo que se ha introducido en Palencia, es un vehículo de conquista. Ataca a un segmento de mercado, los todocaminos (SUV, por sus siglas en inglés), en el que Renault no tenía representación y que tiene tasas de crecimiento muy buenas en Europa y en el mundo.

Las expectativas a futuro para este modelo son muy positivas, solo hay que examinar cómo ha funcionado el Captur (el todocamino pequeño lanzado un año antes y que se fabrica en Valladolid). El Captur se fabrica para 70 países y nos ha colocado líderes de mercado en este segmento en muchos países europeos. Kadjar solo se ha lanzado en Europa y la zona de Magreb y Turquía. Estamos analizando su lanzamiento en China.

P. ¿Qué futuro tienen las plantas españolas de Renault?

r. Renault fue pionera en firmar un Plan Industrial en 2009 para la planta de Valladolid y después para la de Palencia, para darles un futuro ambicioso. Comprometimos 600 millones de inversión, dos plataformas nuevas para modelos (los Captur y Kadjar). Aseguramos que íbamos a crear 1.300 empleos y hemos generado 3.600 nuevos puestos de trabajo desde 2013, de los que 300 son ingenieros para nuestro centro de I+D. El parque de proveedores de Palencia está completo y el 80% de las piezas del Captur se fabrican en España.

Hemos cumplido nuestros compromisos y seguiremos luchando por el futuro. Estamos concentrados en la presentación del Megane, que también se fabrica en España. El futuro viene de los buenos resultados.

P. También es futuro la asignación de un Renault, el nuevo Alaskan, a la planta de Nissan en Barcelona, junto con la nueva pickup de Daimler

r. La Alianza Renault-Nissan es una realidad total en España. Barcelona también tiene futuro pero es a Nissan a la que le corresponde hablar de ello.

P. Renault siempre ha apostado por el vehículo eléctrico ¿Qué retos le quedan por delante?

r. No nos habíamos equivocado en la apuesta. Ahora tenemos una gama grande en el mercado y con la suma de Nissan, somos líderes. Pero el Gobierno español no ha cumplido sus compromisos respecto a estos vehículos y en España, tenemos un problema real de infraestructuras. Hay que viajar a países donde estos vehículos funcionan, como Noruega, y aprender de ellos, implementar sus sistemas para desarrollar este sistema en España. Y mentalizar a la población.

Lucha por entrar en el top3 mundial

El presidente de la Alianza Renault-Nissan, Carlos Ghosn, señaló ante la prensa en Fráncfort que la alianza “tiene potencial suficiente” para ocupar la tercera plaza mundial de ventas de automóviles. El presidente confía en el crecimiento orgánico de las dos automovilísticas que dirige para conseguirlo pero entiende que actualmente el sector del automóvil atraviesa un período de consolidación del mercado en el que se pueden generar colaboraciones entre compañías y modificar las posiciones de los fabricantes, así como sus pesos en los diferentes mercados mundiales.

El primer fabricante mundial de automóviles en 2014, según OICA (la patronal mundial de fabricantes), fue Toyota, con 10,47 millones de unidades fabricadas, por delante de Volkswagen, con 9,89 millones de unidades, y de General Motors, con 9,6 millones de unidades. La alianza franco-nipona ensambló 7,858 millones de unidades el pasado año.

Por otro lado, Ghosn afirmó que Renault-Nissan está trabajando en aumentar la automatización de los procesos de conducción, con el fin de alcanzar a finales de década una conducción completamente autónoma.

Normas