Reunión del BCE en plena turbulencia de los mercados

Draghi promete nuevos estímulos si la crisis emergente se agudiza

El BCE rebaja la previsión de crecimiento en la UE al 1,4% en 2015 frente al 1,5% anterior, y del 1,9% al 1,7% en 2016

Las expectativas de inflación bajan al 0,1% para este año (0,3% anterior) y al 1,1% para el próximo (1,5% en junio)

Mario Draghi ha apuntado que el BCE tomará más medidas si la crisis de los mercados emergentes se complica. Aunque ha mantenido estables los tipos de interés, ha apuntado que la entidad tiene "la capacidad y la voluntad" de tomar todas las decisiones precisas. Draghi ha hecho especial hincapié en el programa de compras de deuda, que es suficientemente flexible "en volumen, duración y composición".

Con todo, Draghi asegura que aún es pronto para concluir el efecto de la crisis china, si impactará de forma duradera en la inflación y el crecimiento.  Además, el banco ha actualizado las previsiones, rebajando tanto las de crecimiento -una décima en 2015, hasta el 1,4%, y dos en 2016 y 2017, hasta el 1,7% y 1,8%- como las de inflación, que pasan de un 0,3%, 1,5% y 1,8% a 0,1%, 1,1% y 1,7%.

Normas