Cuentan con activos y liberaron las acciones de su último préstamo

Los Benjumea, libres para ir a la ampliación de Abengoa

Los Benjumea, libres para ir a la ampliación de Abengoa

La macroampliación de capital de Abengoa sigue en proceso. Inversión Corporativa, accionista mayoritario de la firma sevillana, cuenta con fuentes de financiación y activos suficientes para hacer liquidez, además de tener liberadas las acciones que pignoró en 2013. Fuentes conocedoras de las intenciones de la firma aseguran que podrá acudir a la próxima ampliación de capital sin problemas.

Cuando se anunció la ampliación, el grupo de ingeniería aseguró que su principal accionista, la firma controlada por los Benjumea, participaría con “nuevos fondos”. No especificó en qué porcentaje y algunas casas de análisis, como Bank Of America Merrill Lynch, pusieron en duda la liquidez del vehículo de la familia andaluza.

ABENGOA 0,02 0,99%

En la ampliación que Abengoa ejecutó en 2013 por 450 millones de euros, Inversión Corporativa acudió con 80 millones de euros. Pero para ello tuvo que solicitar un préstamo por importe de 65 millones que incluía acciones de la propia Abengoa como garantía. Pues bien, fuentes próximas al primer accionista de la compañía andaluza aseguran que ese préstamo fue totalmente amortizado de forma anticipada el año pasado y por consiguiente las acciones de Abengoa que se utilizaron como prenda fueron liberadas.

Las cuentas de Inversión Corporativa de 2013, las últimas depositadas en el registro mercantil, revelan que la sociedad solicitó préstamos por importe de 104 millones de euros, que suponían la pignoración de 22,1 millones de acciones A de Abengoa y otros 82,5 millones de acciones B. Así, la parte del préstamo solicitado para acudir a la ampliación ha quedado cancelada.

Inversión Corporativa ha cancelado el préstamo que usó para suscribir acciones en 2013

Abengoa anunció el pasado 3 de agosto su intención de llevar a cabo una ampliación de capital por importe de 650 millones de euros. Esta operación ha sido cuestionada recientemente por analistas e inversores debido, entre otros factores, a la caída de las acciones B (con un derecho de voto cada una) de Abengoa, que arrastran una caída superior al 73% desde el 20 de julio. La capitalización de la compañía cerró el viernes en 763 millones de euros.

Tras marcar un mínimo histórico el pasado jueves, el valor cerró la jornada del viernes con una subida del 2,60%, hasta los 0,74 euros por título. Las acciones A, con 100 derechos de voto, han resistido mejor la embestida, con una caída del 44% en el último mes.

La deuda de la compañía también está fuera de control. El miedo a un impago ha disparado el rendimiento de la deuda que le vence el próximo marzo hasta el 85% del viernes. Son 500 millones de euros Los bonos que expiran en abril de 2020 ofrecen un 28%.

Al plan de desinversiones por 400 millones de euros que Abengoa anunció el 31 de julio al presentar los resultados del primer semestre del año, añadió 100 millones de euros más en el siguiente día hábil. Fuentes conocedoras de la marcha de estas ventas aseguran que la empresa prevé cerrar la primera ronda de traspaso de activos en septiembre y que espera haber reunido los 500 millones prometidos a más tardar el próximo mes de marzo. Reconocen que el importe a la venta supera ese importe, con el objetivo de tener lista la liquidez en tiempo y forma.

Abengoa está siendo cuestionada desde el pasado 23 de julio, cuando su nuevo consejero delegado, Santiago Seage, se reunió por primera vez con los analistas que cubren el valor en una conferencia en la que no se hizo mención a los resultados semestrales de la compañía, cuya presentación estaba prevista para el 10 de agosto. En ese momento, se convocó una nueva reunión esa misma tarde, donde se adelantó parte de las cuentas hasta junio y la compañía optó por igualar las garantías de sus bonos de alto rendimiento con las de los bonos canjeables y convertibles, con el propósito de frenar la especulación, según Seage.

En busca de inversores en Estados Unidos y Europa

El grupo de ingeniería y energías renovables comenzó las reuniones con potenciales inversores (road show, en la jerga) para su ampliación de capital pocos días después de anunciarla el pasado 3 de agosto, como publicó CincoDías el día 6 del presente mes. El equipo directivo está trabajando con bancos y buscando inversores que se incorporen al capital en Europa, EE UU y Oriente Medio, según fuentes conocedoras del proceso.

Al precio actual de las acciones B –las que cuentan con 1 derecho de voto cada una y cotizan en el Ibex 35– Abengoa tendría más que duplicar su número actual para captar los 650 millones de euros anunciados. Los títulos B cotizan en el Ibex y su número asciende a 837 millones, mientras que las A (con 100 derechos de voto) son 83,6 millones. Expertos consultados abren la puerta a que un eventual socio exija que la ampliación se realice con títulos A, cuyo valor ha resistido mejor la tormenta perfecta que sufre Abengoa. Estos cerraron el viernes a 1,625 euros por acción, frente a los 0,749 euros de los B. Desde la compañía han declinado hacer comentarios sobre este extremo.

Levantar la ampliación con las acciones que cuentan con más derechos políticos implicaría reducir el peso de los Benjumea, primeros inversores de Abengoa a través de Inversión Corporativa. Esta firma controla el 57,5% de los votos del grupo andaluz gracias a que cuenta con 50,7 millones de acciones A y otros 221 millones de las B.

Lo que niegan las fuentes consultadas es la posibilidad de que se aumente el importe de la ampliación de capital. De la cantidad captada, 300 millones se destinarán a amortizar deuda. Además, como se había comprometido, cancelará 375 millones del bono que vence en marzo de 2016.

La compañía presentó sus resultados definitivos para el primer semestre, donde rebajó sus previsiones de facturación para el conjunto del año –de una horquilla de entre 7.750 a 7.850 millones previstos inicialmente a una banda de entre 7.300 y 7.700 millones–, así como para su resultado bruto de explotación (ebitda), de 1.330-1.380 millones a 1.310-1.360 millones estimados meses antes.

Normas