Gracias a una nueva estructura de la parte trasera
El iPhone 6s no se doblará y evitará el famoso “bendgate” de su predecesor

El iPhone 6s no se doblará y evitará el famoso “bendgate” de su predecesor

Seguramente recordéis el efecto “bendgate” del iPhone 6 Plus. Fue uno de los problemas más sonados de uno de los terminales más importantes y mejor fabricados de la firma. Básicamente, este efecto provocaba que el dispositivo se doblara con cierta facilidad, lo que trajo consigo cantidad de bromas por parte de aquellos que “odian” los productos de la manzana mordida. Sin duda alguna fue un hecho que ayudó a que otros fabricantes quedaran por encima de Apple, algo que la compañía quiere evitar a toda costa con la nueva generación de iPhone, concretamente con el iPhone 6s.

Hace unos meses, en abril, algunos rumores apuntaban a que el iPhone 6s combatiría el efecto “bendate” mediante ciertas mejoras en el cuerpo del dispositivo, algo que los chicos de Unbox Therapy parecen haber descubierto ya. En definitiva, según se apunta en el vídeo que hemos enlazado, el teléfono será fabricado con materiales algo más duros y, por supuesto, con una mejor estructura para evitar los supuestos puntos débiles de los terminales.

Según las imágenes, la placa posterior filtrada del iPhone 6s tiene varias mejoras en la estructura, evitando ciertas áreas débiles bastante claras dentro del marco del modelo que se encuentra actualmente en el mercado. Así, por ejemplo, alrededor de los botones de volumen, uno de los puntos en los que el iPhone 6 Plus prácticamente se partía mientras se veía como se doblaba, parece ser el doble de grueso en el caso del iPhone 6s, algo que presumiblemente también llegaría al supuesto iPhone 6s Plus. Esto, en definitiva, permitiría asegurar ciertas zonas de los terminales para que, en el caso de torsión, no se “partan” como ocurre con la generación actual.

Eso sí, la nota curiosa de este vídeo queda en que la carcasa trasera de este iPhone 6s es significativamente más ligera que la de su predecesor, algo que va en contra de lo que esperábamos (marcos algo más gruesos, un mejor material…). Por lo tanto, el próximo terminal de Apple parece que tendrá todo aquello que el iPhone 6 Plus y su hermano pequeño no tienen, consiguiendo algo más duradero aunque con un pequeño problema: podría ser algo más grueso que el terminal actual.

Normas