Avanza un 9% en el año, frente al 25% del Mib italiano

¿Por qué avanza el Ibex la mitad que el resto de Europa?

La exposición a América Latina y el peso de la banca lastran al índice

Los expertos creen que es uno de los índices con más potencial para mejorar resultados

Dentro de menos de un mes comenzará el Eurobasket, la competición por naciones más importantes del baloncesto europeo. En otra prueba diferente, la bursátil, España, ganadora de la pasada edición, obtiene un resultado positivo, pero bastante más modesto que el de sus rivales. El Ibex 35 avanza un 9,4% en el año. Es menos de la mitad que la revalorización obtenida en el mismo periodo por el Dax alemán (+18%), el Cac francés (+21%) y, sobre todo, el Mib italiano (+25%). La Bolsa española anota tiros libres e incluso hace algún mate, pero el resto de parqués marcan triples. Ayer, todas las plazas europeas pidieron un tiempo muerto a la espera de conocer el dato de paro en EE UU que se publica hoy. El Ibex bajó un 0,23% hasta los 11.253,6 puntos.

¿A qué se debe este peor comportamiento del selectivo en el año? La mayoría de las miradas se dirigen a la banca. El selectivo español es, de largo, la Bolsa europea en la que más pondera el sector financiero (un 35%). Y, salvo BBVA, que sube un 17%, los bancos registran un comportamiento peor que el índice. Santander, la firma con más peso en el selectivo (un 16,2%), cae un 10% en el año, incapaz de recuperarse tras la macroampliación de capital que llevó a cabo en enero. CaixaBank cede un 8%; Bankia, un 5%; Popular, un 2%... Sin el empuje de la banca al Ibex le resulta imposible sobresalir.

Nuria Álvarez, analista de Renta 4 especializada en el sector financiero, cree que “al mercado no le convencen los resultados de los bancos por la falta de visibilidad para generar ingresos de cara a 2016. Su margen de intereses aguanta, pero con mucho peso del resultado de operaciones financieras y de su cartera de renta fija”.

Daniel García, analista de XTB, añade que “junto a la dependencia de los bancos destaca la gran acumulación y ponderación del selectivo en muy pocos valores (seis empresas pesan un 62%), lo que se traduce en una gran sumisión a muy pocas compañías y en una muy escasa diversificación”.

Sin embargo, Ignacio Méndez, director de análisis de Mirabaud, no cree que esta vez se pueda achacar el peor comportamiento a la composición sectorial del Ibex. “Creo que al Ibex le afecta la exposición a América Latina, que tiene un peso muy grande en las blue chips españolas, y también el hecho de que el selectivo cuente con menos valores que se beneficien de la debilidad del euro”, aporta.

Este último factor, en cambio, juega a favor del Dax alemán, el índice europeo más beneficiado de la depreciación de la moneda única debido a la gran presencia de exportadoras. También le perjudica al Ibex que Italia parece haberse convertido en el destino de moda de la Europa periférica, como fue España en 2013 y 2014. Prueba de ello es que, después de varios meses, el interés del bono español a diez años vuelve a cotizar por encima de su homólogo italiano en el mercado secundario (2,01% frente al 1,86%).

Esto conduce a otra razón para explicar por qué el Ibex está rezagado: el escenario político incierto en el país ante las elecciones generales de fin de año. Pablo García, de Carax Alpha Value, indica que “la tendencia hacia el populismo y el fenómeno separatista en Cataluña, aunque han perdido fuerza, siguen siendo un freno para los inversores extranjeros”.

La Bolsa española lo hace peor que el resto de Europa pese a que su economía crece más. Juan Gómez Bada, socio y director de inversiones de Avantage Capital, explica que “la recuperación del PIB tarda unos meses de recogerse en los resultados” y confía en que mejore en los próximos meses. En este sentido, desde la Eafi Bull4All señalan que “ el Ibex es de los índices con mas recorrido en beneficio por acción, una subida de 20 puntos básicos a un año vista”.

Normas
Entra en El País para participar