Cómo hacer un estudio de mercado

A la hora de poner en marcha un proyecto emprendedor es muy importante tener en cuenta el mercado en el que se va a operar, los potenciales clientes, la competencia, el poder adquisitivo, etc. Para ello, hay que realizar un estudio de mercado previo. A continuación las principales claves para realizar este análisis.

Cómo hacer un estudio de mercado

Cuando un emprendedor va a poner en macha un negocio se debe tener en cuenta una serie de parámetros y estudios para establecer un buen plan de negocio y que la actividad empresarial sea exitosa.

El estudio de mercado es uno de los parámetros a tener en cuenta y que se deben incluir en el plan de negocio. Es una de las secciones en la que se presenta información sobre el nicho de mercado en el que se va a situar y va a operar la futura empresa, así como los hábitos de consumo de los clientes potenciales y toda la información sobre los principales competidores. Un buen estudio de mercado debe contar con un análisis exhaustivo de la idea de negocio, en la que se determine el hueco que tendrá en el mercado, el presupuesto para poner en marcha el proyecto y la estrategia para atraer clientes e inversores.

Claves de un estudio de mercado

Desde Trabajando Freelance han elaborado una lista de nueve puntos esenciales que debería tener un estudio de mercado para ayudar a los emprendedores a empezar con su proyecto:

  • Descripción del mercado en términos generales. Además de la información geográfica y demográfica, se deben incluir detalles de la industria de la zona, además de las tendencias de compra y el poder adquisitivo de los potenciales clientes.
  • Descripción del área de la economía local.
  • Identificación del cliente potencial, además de las predicciones de crecimiento.
  • Identificación y descripción del comportamiento y las preferencias de los consumidores potenciales, y armas con las que el proyecto va a enfrentarse a los productos o servicios de la competencia.
  • Indicar cómo la estructura del proyecto responde a las necesidades de los clientes. Describir cómo el negocio va a distinguirse y diferenciarse de la competencia, además de tener previsiones de crecimiento.
  • Conocer a los competidores, con sus fortalezas y debilidades.
  • Realizar un análisis del crecimiento del mercado en el que va a operar el nuevo negocio, incluyendo los cambios previstos en los consumidores y el gasto medio de los mismos.
  • Identificar las debilidades del proyecto y ofrecer las soluciones pertinentes.
  • Realizar un análisis de la visión general de las tendencias del mercado, y otro sobre las necesidades del cliente para saber cómo el negocio va a responder ante esas necesidades y cómo lo va a hacer la competencia.
Normas
Entra en El País para participar