En la semana se deja un 1,1% y la prima cae a los 119 puntos

El Ibex sube un 3,8% en julio, su mejor mes desde enero

Va una imagen del DAX para acabar el mes de julio.
Va una imagen del DAX para acabar el mes de julio. REUTERS

La temporada de resultados toma la delantera. Sin embargo, en esta ocasión las cuentas del primer semestre no consiguen despertar el apetito comprador de los inversores. Después del rally que vivió la Bolsa tras el acuerdo entre Grecia y sus acreedores, la corrección se abre camino. El Ibex 35, que a lo largo del mes de julio llegó a subir a la cota de los 11.500, salva este viernes con un 0,11% y se sitúa al filo de los 11.200 puntos. En la semana la Bolsa española se deja un 1,1%, pero consigue cerrar el julio con un alza del 3,8%, el mejor mes desde enero.

A lo largo de esta semana China, la caída del precio de las materias primas y la volatilidad de las divisas emergentes junto a la reunión de los miembros de la Reserva Federal han sido los otros acontecimientos hacia el que los inversores han dirigido la mirada.

La Bolsa del gigante asiático continúa sumida en la volatilidad. Las caídas acumuladas por el índice de Shanghái desde el 12 julio, día en que estalló la tormenta, alcanzan el 29%. Los esfuerzos puestos en marcha por el Gobierno chino parecen caer en saco roto. Y los temores a que la economía china se pare sobrevuelan los mercados.

Íntimamente relacionado con la economía china se encuentra el mercado de materias primas, ya que el país asiático es el principal importador de commodities. Los mayores descensos en este apartado han estado protagonizados por el oro y el petróleo. El metal amarillo profundiza sus mínimos de 2010 y la onza se sitúa en los 1.095 dólares. La caída del oro se ha visto acentuada por el acuerdo alcanzado entre Grecia y sus acreedores así como por los rumores sobre la subida de tipos de la reserva federal. Así en el conjunto del mes, el descenso del oro alcanza ya el 6,5% y según las previsiones de los analistas podría caer a los 1.000 dólares antes de emprender la subida.

IBEX 35 6.929,80 -2,21%

Por su parte, el petróleo, que ha caído un 16% en el mes de julio, vuelve a dejarse llevar por la senda bajista, tal y como ocurrió a comienzos de año. En esta ocasión, el detonante de los descensos ha sido el acuerdo nuclear iraní, en virtud del cual se levantarán las sanciones a la exportación de crudo a partir de 2016, algo que contribuirá a un incremento de la sobreoferta que existe en el mercado.

No obstante, si por algo ha estado marcado el mes de julio ha sido por la crisis en Grecia. Después de meses de negociaciones, el Ejecutivo heleno y sus acreedores llegaron al 30 de junio sin acuerdo y con ambas partes más alejadas que nunca. Cuatro días antes de que expirase la prórroga del segundo rescate y Atenas tuviera que devolver al FMI 1.600 millones, el país heleno volvió a hacer temblar los cimientos de la Unión Monetaria con la convocatoria de un referédum sobre las condiciones éxigidas. Junto a esto, el Ejecutivo heleno decretó el cierre de las entidades y la Bolsa e impuso restricciones a la retirada de dinero en efectivo y a los movimientos de capital para frenar la salida de depósitos.

El pulso lanzado por Grecia a la eurozona no pasó inadvertido. Durante las cinco primeras sesiones del mes, las ventas se apoderaron de las plazas del Viejo Continente por el temor al Grexit. La caída acumulada por el Ibex durante ese periodo alcanzó el 5,4% y el selectivo bajó a los 10.346 puntos. No obstante, desde sus máximos el descenso alcanzó el 12,8%.

En las primeras semanas del mes, Grecia se enfrentó a sus horas más críticas, con la única asistencia de los préstamos de emergencia del BCE. Sus socios no estaban dispuestos a pasar por alto el órdago lanzado y en las reuniones mantenidas durante el fin de semana del 11 julio, el Eurogrupo y los jefes de Estado de la zona euro negaron a Grecia cualquier concesión por mínima que esta fuera.

A pesar de todo, el lunes 13, minutos antes de la apertura de los mercados, Grecia y sus acreedores llegaron a un acuerdo. A partir de ese momento se desató la euforia. No obstante, desde el 8 de julio (día en que Grecia presentó formalmente la solicitud del tercer rescate) el mercado empezó a dar por descontado el pacto. Desde esa sesión hasta el día 20, el Ibex 35 se anotó un 11,7%, en la que es su mejor racha desde enero.

De cara a los próximos meses, David Galán, de Bolsa General, cree que el Ibex continuará la tendencia alcista y espera que el selectivo se aproxime a sus máximos del año. Por su parten desde BNP fijan como techo los 12.300.

En el mercado de deuda el bono español con vencimiento en 2015 que en la actualidad se sitúa en el 1,8% (ayer estaba en el 1,9), llegó a subir al 2,5%. Por su parte, el bund alemán, que a día de hoy permanece en el 0,64%, volvió a actuar como valor refugio mientras que el bono griego a dos y 10 años se dispararon hasta el 58% y el 19%, respectivamente, ante el temor de quiebra. Tras la firma del acuerdo, las tensiones disminuyeron y la deuda helena se relajó hasta el 12% y 21,5%, actual.

La prima de riesgo española también cae con fuerza y cierra julio en los 119 puntos.

Normas
Entra en El País para participar