Cinco síntomas de que tu imagen de marca necesita rediseñarse

Cuando una empresa sufre una crisis de identidad es interesante hacer un análisis y modificar la imagen d emarca que se ofrece al mercado. En este artículo se explica en qué casos se debe modificar, cómo influye, qué costes puede tener, etc.

Cinco síntomas de que tu imagen de marca necesita rediseñarse

Este artículo es una adaptación del original, del artículo en inglés publicado en el portal DesignSchool.canva.com

¿Ha llegado la hora de rediseñar la imagen de marca de mi negocio? Esta es una de las preguntas que debes hacerte cuando confluyen una serie de factores. Pero, ¿cuáles son estos elementos? ¿Cuándo una marca muestra signos de debilidad y es necesario ponerse manos a la obra?

Según Trabajando Freelance, existen diversos escenarios en los que puede ser necesario una renovación de la imagen. Los tiempos cambian, así como las necesidades y el tipo de público al que nos dirigimos, por lo que debemos estar atentos a estos cambios y analizar qué imagen estamos ofreciendo al exterior. Nos encontramos en un momento en el que los cambios de imagen son más comunes y necesarios que nunca. Antes, el logo de una corporación podía ser el mismo durante largos periodos de tiempo. Sin embargo, hoy día incluso los partidos políticos modifican sus imágenes corporativas, con le objetivo de modernizarse y empatizar con su público target.

¿Es posible que tu imagen personal denote seriedad y profesionalidad pero quizás tu imagen sea juvenil e irremediablemente genérica? Si la respuesta es sí, tu marca ya no representa lo que actualmente ofreces. O quizás sea superficial y tu identidad peque de antigua o pasada, y necesita ser actualizada.

No olvides que la identidad visual debe mostrar tu marca tal cual es e incluso la diferencia con el resto

Tu identidad visual es como la declaración de nuestra capacidad a la hora de representar los ideales de la marca. Si bien puede parecer una tarea algo desalentadora, debemos trabajar para hacer que el proceso de diseño sea completado de forma totalmente sencilla y de manera infinitamente más productiva. No obstante, empecemos con esta guía para el rebranding.

5 motivos para cambiar nuestra imagen de marca

¿Atraes a los clientes equivocados? Si tus potenciales clientes esperan que bajes las tarifas de tus productos o servicios drásticamente y te encuentras atrapado en una espiral de bajadas, hay algo en tu imagen que no cuadra.

Tu negocio ha superado a tu logo original. Si tu logo todavía utiliza Comic Sans, Lucida Handwriting o Brush Script… o si la combinación de colores es llamativa como una caja de cereales infantiles… tu marca debió ser diseñada hace cosa de diez años y te has quedado atrás

Tu marca es demasiado confusa. Hazte la siguiente pregunta ¿Podría alguien, al azar, entender tu marca visual sin una breve presentación? Para los negocios pequeños necesitamos dejar claro nuestro mensaje de tal manera que el la imagen sea reconocible y comprensible en cuestión de segundos.

Tu marca es demasiado generalista y parecida a las demás. ¿Crees que tu marca padece el síndrome ese que dice ‘No puedo diferenciar a este tipo de entre el resto de competidores’. Propiciado por la competencia o la admiración por las marcas de los demás, podemos inconscientemente diluir nuestra marca hasta que parece un clon (de rango inferior) de otra.

Necesitas centrar a tu equipo. Tus clientes no son los únicos que se beneficiarían de una imagen e identidad visual sólida. Esto es especialmente relevante cuando hemos cambiado nuestra filosofía, lo que ofrecemos o la gestión. Tu equipo se puede beneficiar si tiene una descripción clara sobre cómo tu presentas a tu empresa.

Asimismo, debemos tener en cuenta algunos aspectos antes de sentarnos a rediseñar nuestra marca

¿Qué implicará este cambio de imagen?

¿Has reconocido tu situación en alguno de los casos anteriores? Si la respuesta es sí, eso son buenas noticias, pues eso significa que empezarás a crear tu nueva imagen, una que realmente adores.

Rediseñar una imagen de marca no es sólo una estrategia visual. Además de los logos, el diseño web, las tarjetas de visita e incluso el material de oficina que también se verá afectado; el trabajo para llevar a cabo un completo proceso de rediseño exige también analizar cambios en los titulares, los nombres, los productos, los principios corporativos y un sinfín de cambios.

¿Cuánto nos costará este cambio?

Parece que ya en la actualidad tanto gerentes como propietarios de pequeños negocios entienden que materiales de marketing como son los símbolos, menús y folletos pueden generar un gran impacto en la primera impresión de un cliente.

Pese a ello, todavía son muchas las empresas que se resisten a actualizar su marca o a actualizar los materiales que utilizan por una cuestión de costes.

Podemos entender que los costes pueden ser un factor mitigante para el negocio en sí y la marca que deseamos le represente y defina. Por ello abordamos en la primera los requisitos que debe reunir tu imagen de marca para que exprese quién eres de forma sencilla y asequible.

¿Qué contiene el material visual?

Si has tomado la decisión de rediseñar tu imagen de marca, ten en cuenta que lo que llamamos contenido visual va mucho más allá de aquello que podemos ver. Por ejemplo, tienes que pensar que esos cambios deben afectar a los siguientes elementos:

  • Logo
  • Iconos
  • Post en Social Media Visual
  • Marcas de agua
  • Artículos de papelería
  • Tarjetas de visita
  • Flyers
  • Folletos
  • E-mails
  • Anuncios online
  • Diseño Web
Normas
Entra en El País para participar