Existen aplicaciones para sistema operativo iOS y Android
Tu teléfono móvil también será tu aparcacoches gracias a llollo

Tu teléfono móvil también será tu aparcacoches gracias a llollo

De vez en cuando aparecen proyectos interesantes que vienen a intentar solucionar problemas habituales que tienen los usuarios. Un ejemplo es la que ofrece llollo, que lo que proporciona es el no tener que pasar mucho tiempo buscando un sitio para aparcar ya que suministran aparcacoches personalizados para que ellos se encarguen de esto.

¿Y cómo se consigue esto? Sencillo, mediante los Valets. Estos son los aparcacoches con los que se queda en un lugar específico y son los que se encargan de aparcar el coche en cuestión, ofreciendo total seguridad ya que los coches “duermen” en un aparcamiento vigilado y, además, se incluye un seguro a todo riesgo por si ocurre cualquier tipo de percance.

Todo el proceso se realiza desde una aplicación con el mismo nombre, llollo, que está disponible para los sistemas operativos iOS y Android. Una vez que esta se tiene instalada, simplemente se indica el lugar en el que se desea quedar con el Valet y, al llegar allí, esta recoge el coche y lo lleva al aparcamiento (vigilado). Se proporciona un código de identificación para posteriormente poder recoger el coche, para lo que se tiene que notificar el pedido 15 minutos antes de necesitarlo en la dirección deseada.

Opciones y lugares donde funciona llollo

Pues por si parece poco lo que ofrece este servicio, existe la posibilidad de pedir que se realice un repostaje de combustible y, también, si se desea y está disponible que se lave el vehículo. Por lo tanto, hay opciones adicionales que pueden resultar interesantes. En lo referente a los costes del servicio, estos dependen de los lugares en los que se desee que se aparque el coche (por ahora, todos en Madrid):

- Estacón de Atocha: precio por día 17,50 euros

- Barrio de Salamanca: 5,50 € por hora o quince euros por día completo

- Aeropuerto de Barajas: 15,50 euros por día

Uso del servicio de llollo en el aeropuerto

Por cierto, hay un componente social interesante en lo referente a los Valets de llollo, que realizan una semana de formación y pasan controles habituales, ya que se puede puntuar el servicio que proporcionan, por lo que siempre es posible seleccionar el que mejor se adapte a las necesidades para el usuario.

Normas