La preocupación de los expatriados

¿Dónde pagará impuestos Casillas?

Despedida de Iker Casillas
Iker Casillas se despide del Bernabéu. EFE

Iker Casillas forma parte desde el pasado fin de semana del colectivo de expatriados españoles. Y como tal, uno de los dilemas que tuvo que lidiar y asesorarse, como cualquier otro profesional desplazado, ha sido el asunto de la fiscalidad. “El pago de impuestos es una de las principales preocupaciones que tiene todo expatriado, sobre todo por desconocimiento de la legislación del país de acogida”, explica Antonio Lamora, director de movilidad internacional de la consultora Mercer. El hecho de que a mitad de año, un jugador pueda fichar por otro equipo extranjero, puede suponer una contrariedad en el pago de los impuestos, que se contabiliza por años naturales.

Casillas tendrá que tributar el primer año en España al tipo marginal del 45%

El hasta ahora guardameta del Real Madrid, equipo en el que ha permanecido 25 años, recibirá 13 millones de euros por los dos próximos años, de los cuales cinco los abonará su nuevo equipo, el Oporto, y el resto el club blanco. En cuanto a los impuestos, este primer año, “un año de transición”, Casillas tendrá que tributar en España por todo lo que reciba a un tipo marginal del 45%, dado que mantendrá la residencia en este país”, explica Lamora. Como tributará en la Comunidad de Madrid tendrá que hacerlo al 43,5%.

Por el contrario, la parte de remuneración que perciba este año en Portugal tributará a un tipo fijo del 20% como no residente habitual. En cambio, en el 2016, su estatus cambiará y adquirirá residencia fiscal en Portugal, lo cual le obligará a tributar en este país a tipos superiores a los de España (53% incluido el recargo de solidaridad), puesto que el régimen especial portugués que le permitiría limitar su tributación a un tipo del 20% está pensado para otro tipo de profesionales (investigadores, científicos…), y deja fuera de su ámbito a los deportistas profesionales.

La parte que reciba del Oporto el primer año tributará al 20%, los años siguientes lo hará al 53%

Actualmente es en el “extranjero donde están las únicas oportunidades laborales que existen, pero también donde hay mayores rebajas fiscales”, indica Lamora, que asegura que en América Latina se puede pagar un máximo del 30%, en Estados Unidos, el 35%, y en Asia, del 20%, “la zona más atractiva a nivel fiscal en estos momentos”.

Y lo que aconseja a todo expatriado es hacer una buena planificación, con el fin de ahorrar costes.

Hasta hace unos años, expatriar profesionales estaba visto como un premio, un reconocimiento y una forma de desarrollar el talento en las organizaciones, pero con la crisis económica todos estos beneficios han disminuido. Ahora mismo, en los mercados internacionales es donde están las verdaderas oportunidades de negocio, lo que hace que las empresas no ofrezcan paquetes atractivos de remuneración para estos profesionales. “La política de las empresas en cuanto a la expatriación ahora es mucho más austera que hace unos años”, explica Antonio Lamora, director de movilidad internacional de Mercer. De hecho, los planes de compensación se han simplificado y las empresas han renunciado a incluir, por ejemplo, prima por desplazamiento internacional, que suponía entre un 15% y un 20% de la remuneración. Lo que no se ha suprimido es la compensación por la diferencia entra el nivel de vida y la vivienda en el país de destino. 

Normas
Entra en El País para participar