El selectivo se deja otro 0,78% en la sesión

El Ibex 35 cae un 5,4% en el trimestre por la crisis helena

Al igual que un aventurero sediento cree vislumbrar un oasis en cualquier parte del desierto, ayer los inversores han tratado de aferrarse a cualquier mínima esperanza de que se alcance un acuerdo in extremis entre Grecia y sus acreedores. La noticia de que Jean Claude Juncker, presidente del Eurogrupo, había ofrecido a Alexis Tsipras, primer ministo griego, una última propuesta para alargar el rescate al país ha animado a los mercados, pero la petición de un tercer rescate por parte de Grecia los ha enfriado. Entre rumores y titulares sin fin transcurrió una sesión de tensa calma que dejó leves alzas bursátiles y con la que el mercado cierra un primer semestre marcado de inicio a fin por Grecia.

Los mercados ante la crisis griega

El Ibex 35 cede un 0,78% hasta los 10.769,5 puntos, lo que deja el ascenso del selectivo español en el primer semestre del año en un 4,76%. De marzo a junio, el índice baja un 5,4%, su mayor descenso trimestral desde 2012. Sacyr, que avanza un 1,4%, Bankia (+1,34%) y Gamesa (+1,25%) son los mejores valores del día, mientras que los mayores descensos se los anotan ArcelorMittal (-3,06%), OHL (-2,3%) y Acerinox (-2,21%).

El balance del Ibex en el primer semestre del año es el más magro del resto de Bolsas de la zona euro, Ase heleno al margen, que ayer permaneció otra vez cerrado. El Dax alemán sube un 12% de enero a julio; el Cac francés, un 12% y el Mib italiano, un 18%.

Peor han ido las cosas al otro lado del Atlántico, donde los elevados niveles de sus Bolsas, que han tocado máximos históricos en distintos momentos del año. El Dow Jones de industriales acaba el semestre en negativo (–0,8%), mientras que el selectivo S&P sube un 0,1% y el Nasdaq tecnológico, un 0,5%.

En el mercado de deuda, hoy ha sido un día de relativa tranquilidad. La prima de riesgo española se ha mantenido en los 151 puntos básicos, porque el interés del bono español a diez años ha caído hasta el 2,27%, pero también ha hecho lo propio la rentabilidad del bund (al 0,76%).

El euro, mientras, se deprecia hasta los 1,112 dólares.

Grecia y otras claves

Grecia, que ha marcado este primer semestre del año, seguirá siendo un factor determinante en los mercados en los próximos meses. Los expertos de Link Securities señalan que la opción de que triunfe el no en el referéndum del domingo, que alejaría a Grecia del euro “seguirá lastrando en el corto plazo el comportamiento de las Bolsas y de los mercados de bonos periféricos”.

Por su parte, Giordano Lombardo, director de inversiones de Pioneer Global Investments, indica que a causa de las turbulencias griegas “la volatilidad seguirá sin duda en los mercados financieros, pero no creemos que haya motivos para el pánico porque la eurozona está mucho más preparada que hace cuatro años para afrontar una crisis”.Esta es la tesis más extendida en el mercado, aunque un hipotético Grexit, que no cotiza aún en el mercado, podría cambiar el escenario bursátil.

También han sido importantes en estos seis últimos meses, y seguirán jugando un papel protagonista en los mercados, otros factores. Entre ellos, la esperada subida de tipos de la Reserva Federal estadounidense, que se espera para la segunda mitad de este año; el posible impacto sobre el precio del petróleo de un acuerdo entre Irán y Occidente sobre su programa nuclear que elimine las sanciones al país persa y eleva el exceso de oferta en el mercado (el Brent cuesta 63 dólares) o el frenazo de la economía de China, cuyas Bolsas caen con fuerza después de avanzar más de un 100% en los últimos meses.

Normas
Entra en El País para participar