Será a partir del próximo 15 de junio de 2017
Ya hay fecha oficial, otra vez, para el fin del roaming

Ya hay fecha oficial, otra vez, para el fin del roaming

El final de esas facturas de teléfono móvil desorbitadas que acaban con nuestro presupuesto de verano ya tiene fecha oficial casi dos años después de que la Comisión Europea presentase la propuesta de un mercado único de telecomunicaciones que acabase con las tarifas de itinerancia al viajar por la Unión Europea.

La semana pasada informábamos que esta fecha podría estar muy próxima a confirmarse y que después de todas las especulaciones, puesto que se esperaba que fuese a finales de este mismo año 2015, estaríamos hablando que la fecha podría estar rondando el segundo trimestre del año 2017. Pues bien, esta misma madrugada se ha alcanzado el compromiso por las tres instituciones, Comisión Europea, Parlamento Europeo y el Consejo de acabar con las tarifas de romaing en la Unión Europea el próximo 15 de junio de 2017.

A partir de entonces, todos los europeos podrán viajar en la UE y hacer uso de sus tarifas de datos y llamadas al mismo precio que en su propio país sin ningún coste adicional. Con este acuerdo, además de poner fin a las tarifas de roaming se van a establecer reglas de neutralidad de la red que protegen el derecho de toda Europa a acceder a los contenidos de Internet sin discriminación.

A partir del 15 de junio de 2017 los consumidores pagarán el mismo precio para las llamadas, mensajes y datos móviles independientemente del lugar que viajen dentro de la UE, por lo que llamar a nuestros familiares y amigos desde ese otro país no supondrá un aumento en nuestra factura.

Aunque de momento se ve como una fecha algo lejana, a partir de abril de 2016, la itinerancia será más barata que en la actualidad, hasta un 75% menor, ya que los operadores sólo podrán cobrar una pequeña cantidad adicional a los precios internos, hasta 0,05 € por minuto en llamadas, 0,02 € por SMS enviado y 0,05 € por MB de datos excluido IVA.

En el acuerdo de hoy también se consagra por primera vez el principio de neutralidad de la red en la legislación de la UE, en donde los usuarios tendrán la libertad de acceder a los contenidos de su elección, que no será injustamente bloqueado. No obstante, existirán algunas excepciones de interés público, como la seguridad de la red o la lucha contra la pornografía infantil, que estarán sujetas a una gestión eficiente de la red en el día a día por los proveedores de servicios de Internet.

Normas