Trend Micro muestra los resultados de un estudio de dos años
¿Qué se compra, qué idioma se habla y qué esconde la Deep Web?

¿Qué se compra, qué idioma se habla y qué esconde la Deep Web?

gSe calcula, cómo ya comentamos hace varios meses, que los usuarios de Internet, los de a pie que se conectan usando Google o sus webs favoritas, sólo ven alrededor de un 10-15% de lo que Internet es en realidad. Ese 85% que está oculto a los ojos de los usuarios normales es lo llamado la Deep Web, un espacio oculto, oscuro y en el que ha navegado Trend Micro durante dos años para analizar qué es, que hay y hasta que idioma se habla en este "patio de atrás" del ciberespacio.

La empresa de seguridad se ha centrado en realizar un estudio estadístico de los idiomas, protocolos, productos y amenazas que predominan en este espacio tan oscuro de Internet al que se entra a través de servidores específicos y conexiones cifradas y anónimas bajo VPN.

Aunque en ocasiones se dice que la Deep Web también tiene un espacio de "libertad" que no lo tiene el Internet que todos conocemos, lo cierto es que su uso se ha centrado para las actividades menos honorables y, directamente, más depravadas del ser humano con la proliferación de ofertas para cosas tan macabras como puede ser la contratación de sicarios.

¿Qué idioma habla la Deep Web?

En primer lugar, Trend Micro muestra que el inglés es el idioma de la Deep Web, algo que tampoco es tan diferente de la Red "blanca". el segundo idioma es el ruso, seguido del francés, catalán, alemán, italiano, portugués y español. Es curiosa la presencia casi con un 4,46% del catalán frente al 1,43% del español en la Deep Web, sobre todo por la diferencia de hispanohablantes en el mundo frente a los que utilizan la lengua regional catalana.

¿Qué se compra en la Deep Web?

Está claro que la Deep Web tiene un uso, eminentemente, para actividades ilegales y en ella se puede ver cómo lo que más se vende son drogas, en concreto cannabis seguido de productos farmacéuticos como el Ritalin o el Xanax. Luego le siguen el MDMA, LSD, Meth, setas (y no serán las que hacen buen guiso), heroína, semillas, videojuegos y cuentas online.

Aunque también están presentes, no llegan a los porcentajes de los negocios anteriores pero en la Deep Web también se pueden encontrar servicios como los de los asesinos a sueldo, compra de documentos de identidad falsos o blanqueo de dinero.

¿Qué se puede "coger" en la Deep Web?

Y es que, por si teníais idea de daros una vuelta por este particular barrio, la Deep Web no es un sitio recomendable para los usuarios menos avanzados. Trend Micro analizó casi 9.000 url sospechosas dentro de la Deep Web que servían para distribuir malware, spyware y otras amenazas. Por otra parte, también se pueden encontrar sitios que proporcionan herramientas para evitar restricciones a la hora de navegar, quizás lo menos dañino, pero por otra parte encontramos la parte más desagradable y es que la tercera categoría de estas webs con "mala pinta" tenía que ver con pornografía infantil.

Además de estos tres bloques, también hay sitio para webs de phising, adware, hackeo y contenidos, incluso para los más depravados, que contienen malware (algo, por otra parte, que se lo tienen merecido).

Navegando por la Deep Web

Además del análisis, Trend Micro se aventuró en los recovecos de la Deep Web gracias al uso de las redes Tor e I2P. El Deep Web Analyzer, la herramienta que ha usado la compañía para saber qué se esconde en este Internet "alternativo" ha sido una miriada de webs que, además de todo lo señalado ya, servían como intermediarios para la compra de cuentas robadas, permisos de residencia y hasta información confidencial de agencias gubernamentales o personalidades famosas.

Casos concretos y escalofriantes, cómo indicamos antes, son las webs de asesinos a sueldo y, en su versión más light, quien ofrece "palizas a la carta" con todo un completo desglose de precios entre los que también están lo que cuesta una violación, romper una o dos manos, desfigurar una cara o poner una bomba.

En la web en la que se puede encontrar esto, podemos ver un escalofriante eslogan que reza así "No hay pez demasiado grande, ni trabajo demasiado pequeño – Hitman hace de todo."

Otras web, por su parte, rizan más el rizo y ofrecen una plataforma de crowdfunding para pagar a un asesino entro los usuarios para que mate a un personaje famoso al que tengamos especial tirria. Lo escalofriante es que los nombres son propuestos por los usuarios y se va ingresando dinero en una cuenta sin especificar la fecha para que luego sea reclamado por alguno de los asesinos.

Por otra parte, no faltan aquellos que venden toda clase de monedas falsas para intentar engañar a las autoridades, con su lista de pros y contras.

Finalmente, destacable en el informe, donde se dan detalles e imágenes de muchos más sites, son aquellos que por una cantidad concreta nos dan un pasaporte del país que queramos.

¿Y qué futuro tiene esta Deep Web?

Parece ser que la Deep Web o Dark Web, como quiera llamarse a este anónimo espacio sin ley de Internet, se ha movido a sus anchas mientras los internautas, empresas y gobiernos no le han hecho demasiado caso.

Su reciente notoriedad, dados los casos de espionaje que se han descubierto en la red "blanca", parece que están haciendo crecer el interés de los usuarios que ya se han familiarizado con el uso de redes anónimas como TOR. Las "cripto-monedas" parece que serán el medio de pago que puede proliferar en estos mercados alternativos que pueden surgir en el futuro ya que este será el uso principal de la Deep Web, la compra-venta de todo tipo.

Ahora bien, la inmensa mayoría de usuarios, según Trend Micro, no encontrarán razones para entrar en ella más que una curiosidad, que les puede traer algún disgusto, a pesar de que el rol que tiene este oscuro espacio del ciberespacio va a seguir creciendo.

Normas
Entra en El País para participar