Atenas revisa su propuesta

Merkel advierte a Grecia que no queda mucho tiempo

El primer ministro griego, Alexis Tsipras (d), se dirige a los medios junto al ministro de Finanzas, Yanis Varufakis (i).
El primer ministro griego, Alexis Tsipras (d), se dirige a los medios junto al ministro de Finanzas, Yanis Varufakis (i). EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió hoy a Atenas que “no queda mucho más tiempo” para lograr un acuerdo con las instituciones acreedoras e insistió en que la solidaridad de los socios europeos y del Fondo Monetario Internacional (FMI) exige que Grecia adopte medidas.

En rueda de prensa tras concluir la cumbre del G7 en el palacio de Elmau (sur de Alemania), Merkel señaló que la crisis griega fue “uno de los muchos asuntos” de la reunión y en la que participó, además del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

Merkel confirmó su intención de entrevistarse de nuevo el miércoles en Bruselas con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, en el marco de la cumbre que celebrará la UE con la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe.

Reunión de los ministros de Finanzas

Los contactos entre Grecia y los acreedores se están multiplicando estos días para que expire la prórroga del rescate, y con las arcas públicas griegas secas.  El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, se reúne hoy en Berlín con su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, indicó a Efe una portavoz del ministerio germano. Tras el encuentro no está previsto que los ministros comparezcan ante la prensa, explicó el portavoz alemán.

El Gobierno griego está revisando sus propuestas para un acuerdo que permita el desbloqueo de la ayuda pendiente y prepara un nuevo borrador que se acerque al presentado por los acreedores, según señalan hoy varios medios griegos. Para hoy y mañana están previstos contactos a nivel técnico en Bruselas con el fin de lograr una mayor convergencia entre ambas posiciones.

El ministro griego de Trabajo, Panos Skurletis, confirmó hoy indirectamente que se está preparando un nuevo borrador. “Dado que los prestamistas no han prestado atención a las posiciones griegas, nosotros podemos revisar algunas de nuestras propuestas”, señaló Skurletis en declaraciones a la cadena de televisión privada Mega.

Con estas declaraciones Skurletis intenta al parecer poner fin al cruce de declaraciones de ambas partes durante este fin de semana, en que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, reafirmó que no había recibido ninguna propuesta griega, mientras que Atenas insistió en que la había presentado ya el lunes pasado.

El objetivo, según el diario Kathimerini, es tener listo el borrador revisado antes de la nueva reunión a tres bandas que mantendrán el miércoles en Bruselas, el primer ministro, Alexis Tsipras; la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente galo, François Hollande.

Elecciones anticipadas

Skurletis calificó de “muy elevadas” las posibilidades de llegar a un acuerdo, porque, dijo, a nivel político nadie desea que se produzca el Grexit (salida de Grecia de la eurozona). No obstante, Skurletis reiteró que en caso de no lograrse un acuerdo, se pueden convocar elecciones anticipadas como fórmula de consulta popular.

Entre los esfuerzos políticos por dar un último empuje a las negociaciones, el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, se reunirá hoy con su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, aprovechando que el titular heleno se encuentra en Berlín para pronunciar un discurso.

Según informaciones de Kathimerini, el nuevo borrador de Atenas se basa en su propuesta inicial de 47 páginas, pero incluye algunas de las recomendaciones de las instituciones acreedoras (Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional).

Exenciones fiscales

Entre las modificaciones, añade el diario, figura una drástica reducción de las exenciones fiscales, con el objetivo de elevar la recaudación, uno de los puntos reclamados por las instituciones.

No obstante, en la reforma del impuesto sobre el valor añadido, uno de los puntos de mayor controversia entre ambas partes, Grecia mantiene su propuesta de aplicar tres tipos de IVA (6%, 11% y 23%), mientras que los socios pedían solo dos tarifas (11% y 23%).

Grecia estaría también dispuesta, según las citadas informaciones, a acercar sus posiciones sobre el superávit primario en este año a las de los acreedores. Atenas había propuesto un superávit primario del 0,6% del producto interior bruto (PIB) para este año y del 1,5 % para el próximo; las instituciones, por su parte, proponen el 1% para 2015 y el 2 % para 2016.

En el tema de las jubilaciones, Atenas se mantiene firme en no reducir las prestaciones, pero sí contempla retocar algunos detalles del sistema de cotización y de las jubilaciones anticipadas.

Varufakis

El titular de Finanzas griego se encuentra hoy en Berlín para pronunciar un discurso y participar en un debate titulado “Futuro de Grecia en la UE”. En paralelo, los líderes del G-7 se mantienen reunidos en los Alpes alemanes, en el castillo bávaro de Elmau, en el sur de Alemania, con Grecia como punto principal de la agenda. Merkel y Hollande hablaron en la noche del sábado nuevamente por teléfono con el primer ministro griego.

El fin de semana se ha saldado con un nuevo desencuentro, este del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, con Alexis Tispras. Según Juncker, los acreedores no han recibido ninguna propuesta formal desde Atenas. El Gobierno griego insistió en que la propuesta de acuerdo presentada por las instituciones acreedoras “no puede ser aceptada en su totalidad”, y que espera su respuesta sobre su propio plan para seguir negociando. Juncker ha sido el líder de la zona euro más cercano a las tesis de Atenas.

El segundo paquete de ayudas a Grecia expira a finales de junio, pero antes el Gobierno de Atenas debe acordar con los acreedores un plan de reformas que permita desbloquear los 7.200 millones de euros del último tramo de la ayuda financiera. La deuda griega a dos años cotiza ya en el 22%, marcando nuevas subidas ante las dificultades para llegar a un acuerdo.

Varufakis aludió este fin de semana en su blog al “discurso de la esperanza” pronunciado el 6 de septiembre de 1946 por el secretario estadounidense de Estado, James F. Byrnes, en Stuttgart y que, agregó, fue clave para la recuperación de la economía alemana y reclamó un gesto similar de la canciller alemana, Angela Merkel. Destacó que Grecia “está lista y dispuesta para concertar un pacto con Europa”, en referencia a la propuesta de acuerdo que su Gobierno ha presentado a los acreedores, pero dijo que para que el país “aplique esas reformas con éxito, sus ciudadanos necesitan un ingrediente del que carecen: la esperanza”.

Normas