Cinco Días reúne a los mejores gestores de fondos

Cuatro gurús de la Bolsa comparten su visión de los mercados

Los gestores consideran que el clima político puede generar algo de inestabilidad en los mercados

Confían en que la fortaleza de la recuparación impulsará el beneficio de las empresas

Cuatro gurús de la Bolsa comparten su visión de los mercados

La situación de los mercados ha cambiado mucho en muy poco tiempo. La Bolsa sigue siendo el activo estrella, pero no puede descartarse una corrección en el corto plazo. En renta fija, el BCE seguirá interviniendo el mercado y es un activo más volátil de lo que su nombre indica.

Son dos de las conclusiones de cuatro gestores reunidos por Cinco Días en un encuentro donde debatieron sobre las perspectivas de inversión de aquí a fin de año. 

Tristán Pasqual del Pobil, subdirector de Mutuactivos; Juan Cruz Alonso, director de inversiones de Cygnus Funds; José Ramón Iturriaga, gestor de Okavango Delta en Abante Asesores; e Iván Martín, presidente de Magallanes Value coincidieron en señalar a la futura subida de tipos de la Reserva Federal como una de las citas más importante del mercado en el futuro.

Todos ellos comparten un moderado optimismo sobre la marcha de la renta variable española, justificado por la solidez de la recuperación económica, los estímulos del BCE y las caídas del euro y el petróleo.

Por sectores, sus recomendaciones van desde las compañías de consumo cíclico, hasta la banca, pasando por empresas europeas de energía renovable. Estas son las conclusiones del encuentro:


1. Macroeconomía: el apoyo de una sólida recuperación en España

"Por primera vez en 40 años salimos de una recesión sin que sea la construcción quien tire del carro"


En el primer trimestre del año España creció nueve décimas y los indicadores adelantados de actividad sugieren que de abril a junio el PIB se incrementará en la misma proporción, o incluso algo más. La recuperación económica del país, con la elevada tasa de paro como asignatura pendiente que mejora poco a poco, es una realidad. Los cuatro expertos destacan que la buena marcha de la economía será un impulso para la Bolsa, en especial para las compañías más cíclicas.

Tristán Pasqual, subdirector de Mutuactivos, asegura que, por regiones geográficas, “donde hay mejores expectativas, aunque no exentas de riesgos, es en Europa. Dentro de Europa, creemos que en Francia, Italia y España las cosas están marchando mucho mejor desde un punto de vista macroeconómico e incluso desde el punto de vista de las valoraciones hay cierto potencial”.

Los gestores coinciden en destacar la buena marcha de la economía, aunque no tanto a la hora de atribuir ese mérito a las reformas estructurales emprendidas por el Gobierno. En este sentido, Juan Cruz Alonso, director de inversiones de Cygnus Funds, indica que “es verdad que España ha hecho reformas estructurales, pero también se podría decir que parte de ese crecimiento se debe al petróleo barato, a un euro débil y a una apertura de mano por parte de Europa donde se permiten aliviar las medidas de austeridad”. Por eso, considera que el mercado vive ahora un momento de dudas en el que se plantea si este crecimiento es sostenible.

José Ramón Iturriaga, gestor de Okavango Delta FI en Abante, responde que aún es pronto para calibrar en profundidad el efecto de las reformas estructurales del Gobierno, pero cree que “sí hay síntomas de que se han producido”. Así, afirma que “es la primera vez en los últimos 40 años que salimos de una recesión sin ser el sector de la construcción el que nos saca del hoyo”.

El efecto provocado por la irrupción de Podemos se está diluyendo como un azucarillo

2. Política: la fragmentación lastra el mercado


Las elecciones autonómicas y municipales de hace dos semanas arrojaron un escenario político más fragmentado y un resultado electoral que da opciones a partidos instrumentales donde se integra Podemos de alzarse con la alcaldía en las dos principales ciudades del país, Madrid y Barcelona. ¿Supone el escenario político un riesgo para la Bolsa española o los inversores se tranquilizarán por un papel menor del esperado de los partidos emergentes? ¿Ha vuelto el temor al auge de la formación morada que se extendió tras su inesperada irrupción en las elecciones europeas de hace un año y que después se rebajó tras las andaluzas de febrero?

En este punto hay disparidad de opiniones. Iturriaga es contundente: “Más allá del efectismo que tiene que se puedan quedar con dos de las principales ciudades españolas, la realidad es que el tema de Podemos se está diluyendo como un azucarillo”. A su juicio, la extrapolación de los resultados de las elecciones a las generales no daría a Podemos más de 30 escaños, lo que dejaría a esta formación en un papel prácticamente irrelevante en la gobernabilidad del país.

Pasqual apunta que “no he visto un mayor flujo de entrada de dinero en nuestra economía, tanto de inversión extranjera como de distintos clientes institucionales internacionales, como el que hemos vivido en los últimos siete u ocho meses. Y eso ha sido conviviendo con el efecto Podemos”.

Aun así, tanto Iturriaga como Pasqual creen que los grandes inversores internacionales podrían echar el freno de mano en sus apuestas por España hasta que las elecciones generales previstas para final de año dejen claro el nuevo escenario político enEspaña. No en vano, varios grandes bancos de inversión han incluido entre los riesgos para los mercados el auge de partidos contrarios a la ortodoxia económica aplicada hasta ahora en Europa.

Iván Martín, presidente de Magallanes, señala que la situación política actual en España “es un experimento socioeconómico y político muy apasionante. Es maravilloso. Yo lo estoy disfrutando”. Este experto parece el menos preocupado por el posible vuelco electoral en España porque, afirma, “leyendo la historia, las economías crecen pese a los Gobiernos, salvo situaciones muy extremas. Y como situaciones extremas no se plantean, gobierne quien gobierne la recuperación está en marcha”.

No descartamos que se produzca una corrección en los mercados para seguir luego subiendo

Juan Cruz piensa que la clave del actual panorama político en España será ver qué política de pactos siguen los principales partidos, en especial el PSOE, que necesita a Podemos para recuperar el poder en varias comunidades autónomas. Este gestor añade otra derivada a la ecuación: “La situación es complicada porque tienes una negociación con Grecia donde Europa es consciente de que el resultado puede afectar a las elecciones en Portugal o en España. Si los votantes de aquí ven que a Grecia se la trata muy bien, igual habrá votantes que apoyen a partidos más populistas”.


3. Bolsa: una tendencia alcista, pero con caídas en el corto plazo


Tanta coincidencia hubo entre los cuatro expertos reunidos a la hora de remarcar las positivas perspectivas de la Bolsa como para avisar de que en las próximas semanas se podría producir una corrección en el parqué. Todos ellos piensan que en el largo plazo la renta variable, en particular la europea, es el lugar donde debe estar el inversor que busque rentabilidades atractivas. “Pero en el corto plazo hay riesgo de bajada”, afirma Juan Cruz, director de inversiones de Cygnus Funds.

Hay compañías, comenta, que acumulan ya dos o tres trimestres de incremento de los ingresos

Tristán Pasqual, subdirector de Mutuactivos, mantiene una visión positiva de la tendencia bursátil, pero también aprecia riesgos –sobre todo, la subida de tipos de la Fed, China y Grecia–, que le llevan a afirmar que “no descartamos que se produzca una corrección en los mercados para seguir luego con su inercia positiva”. Este experto dice que “son tres riesgos relevantes y, teniendo en cuenta donde está el mercado, tácticamente en el corto plazo creemos que se puede producir un ligero parón de la evolución de los mercados, no así de la economía”.

Tras rechazar “la superioridad intelectual del pesimismo”, José Ramón Iturriaga, gestor de Okavango Delta, aseguró en el encuentro que “de siete meses a ahora, en cada aspecto (macroeconomía, microeconomía e incluso la situación política) se está mejor”. Por eso, confía en que las Bolsas mantengan su senda alcista.

Más prudente se muestra Cruz, de Cygnus Funds, quien señala que ha reducido la exposición a los activos de riesgo en su cartera. “Mantenemos una política de coberturas ante caídas potenciales en el mercado. No quiere decir que pueda ser un desastre, pero sí que haya recortes. En el caso de España, además, creemos que le va a pesar el panorama político de aquí a final de año”, ilustra. En esta línea, IvánMartín, presidente de Magallanes, estima que existe demasiada complacencia en el mercado. Eso sí, afirma que, a diferencia de lo que otros expertos sí observan en el mercado de renta fija, “no hay burbujas en la renta variable europea. Vemos que puede seguir subiendo mucho más porque el entorno lo propicia”.

4. Sectores: apostar por la recuperación del ciclo económico

Los tipos bajos acaban provocando un entorno de complacencia de los mercados


La recuperación de los beneficios empresariales debería ser, junto al entorno de tipos bajos y al apoyo del BCE, el gran catalizador de las Bolsas. Y en ese punto Iturriaga se muestra nuevamente optimista porque “después de siete años en los que las empresas más ligadas al ciclo español se han pegado una bofetada de escándalo, empiezan a mejorar”.

Hay compañías, comenta, que acumulan ya dos o tres trimestres de incremento de los ingresos, pero que aún están lejos de lo que sería un año medio de ciclo, por lo que el potencial de mejora es elevado. “Esto es clave para entender que estamos todavía en los minutos iniciales del primer tiempo de partido”, indica.

Pasqual coincide y explica que “los dos grandes catalizadores de los activos de riesgo empujan en la misma dirección: los beneficios empresariales crecen muy por encima de otras economías y los tipos de interés siguen muy contenidos”. Entre los sectores preferidos por los cuatro expertos reunidos están los de compañías renovables, empresas de consumo, compañías cíclicas, hoteleras, televisiones y bancos.


La subida de tipos de interés va a obligar al mercado a asumir una curva de aprendizaje

5. Tipos bajos: un nuevo escenario que viene para quedarse


Como telón de fondo del entorno actual de los mercados, y directamente relacionado con la actitud de los inversores, están los tipos de interés próximos a cero en las principales economías del mundo. En la zona euro, el precio del dinero se sitúa en el 0,05%. Un mínimo histórico, igual que ocurre en Reino Unido (0,5%) y, aunque por poco tiempo, enEstados Unidos (un rango entre el 0% y el 0,25%). 

Esta situación afecta a todos los mercados y los expertos consideran que es un cambio que ha llegado para quedarse, al menos, en los próximos años, por lo que es un factor que se debe tener en cuenta a la hora de invertir. Iván Martín, presidente de Magallanes, explica que “lo que vemos con los tipos bajos, sin entrar en si estas políticas monetarias tendrán la solución que se espera o no, es que crean un entorno de complacencia en el mercado que transmite una aparente seguridad financiera donde se pierde el miedo a meterse en determinadas inversiones, tanto financieras como de la economía real”.

Además, con el precio del dinero bajo, rentabilidades que hace solo unos años podrían parecer insuficientes, ahora se antojan interesantes. Así, Iturriaga, de Abante Asesores, apunta que los tipos bajos no son una novedad. “Viene de los últimos 30 años como consecuencia de la globalización. Los tipos bajan porque en un mundo globalizado está desapareciendo la inflación”, dice.

No esperamos que el precio del barril de petróleo suba de los 70 dólares

En su opinión, los tipos se estabilizarán, “probablemente por encima de donde están ahora, pero muy por debajo de donde estábamos acostumbrados”. Es algo relevante porque afecta a la valoración de los activos. “Eso lleva a que un edificio prime en Castellana con un 2,6% de rentabilidad sea bastante atractivo porque el bono español a diez años se va a estabilizar entre el 2,5% y el 3%”, concluye.


6. Bancos centrales: la subida de tipos de la Fed será decisiva


La Reserva Federal estadounidense mantiene los tipos de interés en un mínimo histórico desde finales de 2008. Este año, el banco central presidido por Janet Yellen tiene previsto elevar el precio del dinero en la segunda mitad del ejercicio. Empezará entonces el esperado, aunque también temido, proceso de normalización tras la fase más expansiva de la política monetaria en la historia de Estados Unidos. “Se va a producir una curva de aprendizaje. No hemos vivido nunca un escenario como el de los últimos años y por eso el cómo vamos a salir es algo tremendamente incierto”, avisa TristánPasqual, subdirector de Mutuactivos.

Juan Cruz, director de inversiones de Cygnus Funds, afirma que la subida de tipos de la Fed plantea varias cuestiones enEstados Unidos: “¿Puede su economía soportar unos tipos de interés más altos? ¿Cómo de apalancado ha estado su crecimiento a la revolución del shale oil, no solo por la inversión directa, sino por los añadidos colaterales, ya que los Estados donde ha estado presente han crecido mucho más que otras zonas del país y han impulsado a la media?”. Será la primera vez en nueve años que la economía estadounidense deba caminar en solitario, sin la ayuda de una política monetaria expansiva de su banco central.

Desde 2008, la Fed ha mantenido los tipos de interés en un rango mínimo histórico de entre el 0% y el 0,25%, y además ha llevado a cabo tres programas de compra de activos (llamados QE1, de 2008 a 2010; QE2, de 2010 a 2011, y QE3, que empezó en septiembre de 2012 y concluyó en octubre del año pasado).

El BCE sigue un camino inverso al de la Fed. En EE UU están de retirada de su política monetaria expansiva, mientras que el organismo presidido por Mario Draghi comprará deuda por 60.000 millones de euros al mes, como mínimo, hasta septiembre de 2016. Iván Martín, presidente de Magallanes, señala que en el mercado europeo“hay una red protectora que es la política monetaria y saber que los tipos seguirán bajos por mucho tiempo. El BCE ha dicho recientemente que hasta 2017 no se plantea subir los tipos de interés. Eso genera expectativas y te anima a comprar”.


7. Otros activos: rumbo incierto del precio del petróleo y del euro


El petróleo y el euro son dos activos determinantes para los mercados, ya que un crudo barato y una divisa débil son dos grandes apoyos para las Bolsas europeas. La opinión más extendida en el mercado, que comparten los expertos reunidos, es que ambos factores seguirán jugando a favor de la renta variable del Viejo Continente. Es decir, el crudo debería seguir muy alejado de sus máximos y el euro debería depreciarse.

Con todo, Pasqual recuerda que existe cierta incertidumbre sobre dónde encontrarán el equilibrio tanto el euro como el petróleo. “No es lo mismo, para ninguna economía y menos para la europea, que el euro esté en 1,16 a que esté en 1,05, y son dos cifras que hemos visto en las últimas dos semanas y media. No es igual dónde se estabilice el dólar. Tampoco es lo mismo que los precios del petróleo estén en 45 dólares o que estén en 70. Y eso es algo que todavía no está claro en el mercado”, aporta este experto. La decisión de la OPEP de mantener su producción en los 30 millones de barriles al día agrava el problema de exceso de oferta en el mercado.

En cuanto al petróleo, Juan Cruz Alonso, director de inversiones de Cygnus Funds, indica que no espera que el precio del barril suba de los 70 dólares, salvo por conflictos geopolíticos. La caída del precio del crudo es relevante en la valoración de las compañías cuyo trabajo está relacionado con el oro negro. Así,Cruz señala que “mucho inversor muy fundamental está viendo oportunidades en los servicios del petróleo, sobre todo, en compañías que cotizan en valor en libros a múltiplos bajos; nosotros ahí discrepamos”. La razón es que “ese valor en libros se ha formado con precios del crudo de 90 dólares e incluso con visiones de potencial subida. Si esa realidad cambia, ese valor en libros está muy diluido”.

Normas