El seguro ha atendido desde 1995 a 9,2 millones de personas por siniestros en carretera

Joven, varón y andaluz: así son las víctimas de los accidentes de tráfico

La mitad de quienes han sufrido secuelas tenían entre 18 y 35 años

El seguro ha desembolsado 49.600 millones de euros por accidentes viales desde 1995

Un coche declarado siniestro total tras sufrir un accidente de carretera.
Un coche declarado siniestro total tras sufrir un accidente de carretera.

Una carretera secundaria de la costa andaluza. Un coche con más de 10 años de antigüedad. Un joven al volante. Noche de viernes. Agosto. Y la tragedia que muestra su cara más feroz: accidente de tráfico con graves secuelas. Esa es la radiografía del dolor. El prototipo que subyace después de analizar millones de siniestros en carretera.  

Hace 20 años, las compañías de seguros pusieron en marcha el sistema para la valoración del daño corporal en accidentes de tráfico, conocido en el sector como "el baremo". Se trataba de simplificar, objetivar y homogeneizar las indemnizaciones que debían cobrar las víctimas cuando se produce un siniestro vial.

En estas dos décadas (y con el Congreso a punto de aprobar un nuevo baremo que mejora sustancialmente estas indemnizaciones), el sector ha hecho balance: 9,2 millones víctimas de accidentes de tráfico atendidas (de ellas 200.000 familiares de fallecidos) y 49.600 millones desembolsados por las aseguradoras, son los fríos números detrás de los millones de tragedias personales. 

De los cerca de 50.000 millones que han pagado las aseguradoras, 41.000 millones se entregaron a las víctimas de los accidentes de tráfico y los otros 8.600 millones son los pagos realizados a los servicios sanitarios públicos de las comunidades autónomas y privados.


¿Cómo es la víctima del accidente de tráfico?

Después de analizar millones de siniestros, las aseguradoras han perfilados cuáles son las características que más se repiten en los siniestros de tráfico. Una de las conclusiones más claras se refiere al factor edad: la mitad de las personas que quedaron con secuelas tras un accidente eran jóvenes de entre 18 y 35 años.

"Esa franja de edad conlleva un drama adicional", explica la presidenta de la patronal aseguradora (Unespa), Pilar González de Frutos. "Su juventud provoca que se trate de un colectivo donde hay muchos padres y madres con niños pequeños, que también sufrirán las consecuencias del accidente". De los cerca de 200.000 indemnizados por fallecimiento, unos 110.000 eran hijos o hijas del difunto o difunta y de ellos, 23.000 eran menores de edad en el momento del siniestro.

Otro factor importante es el geográfico. Andalucía es la Comunidad Autónoma que más siniestros graves concentra (el 19,95% del total, una cifra por encima de su participación en la población española, del 18%). "La causa por la que se disparan los siniestros graves en Andalucía podría ser por los desplazamientos producidos en periodo vacacional, pero también por la gran extensión de la comunidad, que provoca un número elevado de desplazamientos de carretera", explica la memoria social del seguro de 2014.

Cataluña es la segunda región que más accidentes graves ha sufrido (el 18% del total, también por encima de su cuota de población), mientras que Madrid ha tenido el 6,22% (pese a ser el lugar de residencia del 13,7% de españoles). Lo mismo ocurre con el País Vasco.


¿Cuándo se producen más siniestros?

Los meses en los que se producen más accidentes de circulación son agosto, por el incremento de los desplazamientos por vacaciones, y noviembre/diciembre, por las peores condiciones meteorológicas. En cuanto a los días de la semana, los viernes son los que presentan mayor siniestralidad en carretera "porque concentran las operaciones salida de vacaciones".

Los martes y miércoles son los días en que se producen menos siniestros graves "debido a que los días laborables hay menos desplazamientos interurbanos y por tanto la probabilidad de accidente es menor".

Normas